Disfrutan la victoria familiar

Ya sabía lo que era festejar en una cita del Rally Argentino, ya sea como piloto o como propietario de equipo. Sin embargo, la victoria conseguida dentro de la Clase RC2N en el pasado Rally de La Rioja no significó una más para Gerardo Juan Klus; todo lo contrario. Es que el cordobés lo hizo con la compañía de su hija Virginia en la butaca derecha para alcanzar el primer éxito familiar a nivel nacional.

"Si bien en el Rally de Córdoba (primera fecha del calendario 2016) nosotros sentimos que habíamos ganado, la realidad indica que éste sí fue nuestro primer triunfo", contó Gerardo, haciendo referencia a esa penalización que sufrieron en la prueba con epicentro en Villa Carlos Paz y que los dejó con las manos vacías cuando eran los cómodos líderes. "De hecho, lo primero que le dije tras terminar en La Rioja fue: ´ganaste tu primera carrera´", agregó quien este año regresó al mando del Mitsubishi Lancer Evo IX dentro del certamen nacional y tras consagrarse en el Rally Cordobés en 2015.

Luego de ese sinsabor en el arranque y del mal paso dado en Neuquén (abandono por problemas mecánicos), la dupla cordobesa consiguió redondear en la competencia riojana: "Fuimos de menos a más. El domingo solamente tuvimos un susto con el turbo, que por momentos hizo que reapareciera el temor de romper el motor, pero lo solucionamos en la asistencia. Por suerte, manejamos la carrera", indicó Gerardo.

"No es por agrandarme, pero a muchas cosas yo ya las había vivido. Pero nunca había pensado el hecho de poder ganar con mi hija como navegante. Me costaba imaginarme eso; es más, todavía hay cosas que no termino de darme cuenta. Y además este triunfo es como una especie de revancha por lo sucedido en la primera. Pese a ser chica aún (18 años), creo que con esto ella ya hizo el clic y asumió que fue error que le puede pasar a cualquiera", agregó el piloto del Pro Rally.