Ducati comienza las charlas de renovación con Dovizioso y Petrucci

Durante la pausa que plantea el COVID-19, la casa italiana arrancó con las negociaciones a fin de definir su alineación para 2021.

El coronavirus complicó el transcurso de la temporada 2020 en todos los aspectos y en el caso del Moto GP, los inconvenientes no están sólo en las fechas del calendario, sino que también aparecen en las situaciones contractuales de los pilotos con sus respectivos equipos. Una de las escuadras que empezó a moverse en ese aspecto es Ducati.

A sabiendas de que Yamaha y Suzuki ya se aseguraron sus alineaciones para el 2021, la casa italiana ya inicio las conversaciones pertinentes con Andrea Dovizioso y Danilo Petrucci. “Comenzaremos a hablar (con Dovizioso y Petrucci) próximamente, para hacer solo un primer razonamiento. Esperar al inicio del Mundial es demasiado tarde”, le dijo el Team Manager de la escudería, Gigi Dall’Igna, al diario Corriere dello Sport.

Los rumores y las especulaciones ponían a nombres pesados sobre la moto de Borgo Panigale. Uno de ellos era Maverick Viñales, quien había estado muy cerca de mudarse a la estructura europea. En tanto, Fabio Quartararo también era uno de los apuntados.

“Son dos pilotos importantes. Quartararo es el piloto joven más prometedor que hay actualmente en circulación. Viñales ha demostrado que puede ir fuerte con la moto que ha impulsado y creo que lo hubiera podido hacer bien en Ducati, pero las elecciones siempre se hacen entre dos”, expresó Dall’Igna.

A pesar de que sonaban hombres de grandes quilates, los italianos también cuentan con buenos prospectos dentro de la marca. Jack Miller y Francesco Bagnaia integran el Pramac Racing, el equipo satélite, y Johann Zarco es la flamante incorporación del Real Avintia Racing.

“Miller hace tiempo que está con nosotros y ha habido un período de crecimiento positivo. Es uno de los pretendientes a entrar en el equipo oficial. Bagnaia el año pasado hizo cosas muy buenas, pero necesita mejorar aún. Confío en que su evolución sea positiva. No veo la hora de verlo correr este año”, señaló el “l’Ingegnere”.

Por último, Dall’Igna se refirió a cómo habrá que encarar el campeonato de este año a pesar de todo lo sucedido. “Seguramente complicado. La última semana se ha reportado un poco más de positividad y somos optimistas de cara de correr, al menos unas diez carreras. No será un campeonato normal. En estos momentos todos los pilotos se han entrenado bien pero correr en moto es otra cosa, como la competitividad que solo se desarrolla durante la carrera. Será importante errar poco. Perder una carrera por accidente costará mucho. Se necesitará calibrar bien el riesgo que el piloto deberá tomar para llevar el resultado a casa”, finalizó.