El fin de semana soñado de Llaver en la última de Potrero de los Funes

Hace dos años Bernardo Llaver lograba su última victoria en el historial del Súper TC2000, en la última realización del majestuoso Potrero de los Funes.

"Recuerdo esa carrera con mucha alegría y también con un poco de nostalgia. No se corrió más en ese circuito que es espectacular y me queda la satisfacción de haber ganado y quedarme con el récord de la pista", cuenta con su tonada mendocina Berbardo Llaver a dos años de su último triunfo en Súper TC2000. Fue una de las victorias más recordadas para Llaver que ese fin de semana tuvo un auto inalcanzable.

Para el piloto de Chevrolet de Súper TC2000 ha sido hasta ahora, la última victoria en su historial. Ganar en el difícil dibujo de Potrero de los Funes es aprobar uno de los exámenes más difíciles para cualquier piloto y Bernardo Llaver logró ese cometido con una demostración contundente con el Cruze. 

"Aproveché que los autos más rápidos penalizaban y yo tenía un Cruze que me permitió hacer muy bien todo" recuerda Llaver. Aquel triunfo fue un día como hoy pero en 2018, y se trató además de la última realización en el espectacular trazado de la provincia de San Luis. Uno de los más pintorescos y exigentes del automovilismo nacional que en aquella oportunidad fue escenario perfecto para la 4ta fecha de la temporada que terminó coronando a Facundo Ardusso con Renault Fluence.

“Fue un fin de semana soñado, de los que casi nunca se dan, ni para los mejores" dijo Llaver al terminar la carrera. Lo expresó con emoción y con la humildad que siempre lo acompañan. Fue su 4ta victoria en el historial, sumando la de los 200km de 2010 con Toyota Corolla junto a Mauro Giallombardo y las de Oberá y Toay en 2016 con Fiat Línea. 

"Todo esto se lo debo se lo debo al equipo ya que el auto era muy superior al resto" remarcó el piloto de Mendoza, quien agregó: "Potrero es un circuito muy difícil, en el que depende mucho del auto, pero tenía un gran coche y cualquiera podía haber ganado si lo manejaba”, comentó 'Berni'.

La carrera tuvo matices propios para el circuito más extenso del país, con distintos niveles de altura, curvas cerradas, empinadas y retomes. En definitiva, Llaver se dió el lujo de ganar en un circuito en que la victoria debería tener un mayor premio... y en el que los triunfos se disfrutan mucho más.

“Lograr la pole, la carrera clasificatoria y después la final fue algo increíble" razonó Llaver quien se quedó con el máximo de puntos en disputa en esa fecha. Y recordó Llaver que :"sólo traté de no cometer errores, de llevarlo sobre la pista porque el resto lo hizo el Cruze. En otras ocasiones he tenido también muy buenos autos, pero no había podido sacar a relucir todo su potencial. Esta vez pude hacerlo y ganamos una carrera que, si la ves desde afuera, te parece líneal. Pero dentro del auto fue muy exigente porque Potrero de los Funes es el circuito más exigente del país”.

Ultima carrera en Potrero de los Funes 2018

LA CARRERA

"Fue una carrera en la que pude mantener muy buen ritmo, ya tenía la tranquilidad de la Pole y de la Clasificatoria así que lo único que quería era no tener algún problema" comenta el mendocino.

Llaver fue escoltado por Martín Moggia con Renault Fluence en su mejor final en el Súper TC2000 y al mendocino Julián Santero con un Corolla en el mejor resultado desde su llegada al equipoToyota. En el trámite de la carrera quedó para destacar el espectáculo que dieron Agustín Canapino y Matías Rossi que comenzaron a avanzar desde atrás. El de Arrecifes desde el puesto 14 y el de Del Viso del 21. Todo lo contrario pasó con el puntero del campeonato, Facundo Ardusso, quien largó mal y perdió una posición.

Tras un sensacional avance, Rossi pudo con Canapino sobre el final de la carrera. El de Toyota no se quedó ahí y fue en busca de más. Ya en la última vuelta intentó estirar el frenaje para superar a Matías Milla del Sportteam, lo logró, pero se pasó y así Milla recuperó lo que era suyo. Es más, Canapino casi aprovecha esa situación para volver a ser quinto, pero no pudo.

"La última parte de la carrera fue difícil, sentía todos los ruidos, y tenía que tener todas las precauciones" rememora Llaver. La carrera terminó con un Llaver contundente viendo primero la bandera a cuadros y dándole la primera victoria a Chevrolet de la temporada. Moggia fue segundo y Santero tercero. Milla pudo quedarse con el cuarto puesto por delante de los destacados Rossi y Canapino. Los primeros diez los completaron:  José Manuel Urcera, Damián Fineschi, Facundo Ardusso y Facundo Chapur  entre los diez primeros.

 

 

RESULTADO FINAL

1- Bernardo Llaver- Chevrolet Cruze     49 minutos 10 segubdos 148/1000

2-Martín Moggia- Renault Fluence           a 4s 919/1000

3- Julián Santero- Toyota Corolla             a 6s 421/1000

4- Matías Milla - Renault Fluence            a 10s 846/1000

5- Matías Rossi- Toyota Corolla               a 11s 275/1000

6- Agustín Canapino - Chevrolet Cruze   a 11s 857/1000

7- José Manuel Urcera - Citroën C4 Lounge

8- Damián Fineschi - Tooyota Corolla

9- Facundo Ardusso - Renault Fluence

10- Facundo Chapur - Citroën C4 Lounge