En el equipo JP, la felicidad no es completa

El JP tiene sensaciones encontradas. Son dueños de la punta del campeonato de TC con Urcera pero están complicados con Ortelli. Además abandonó Aguirre

Está claro que en la vida la felicidad no es completa. Siempre va a faltar algo. El ser humano anhela, muchas veces, lo que no tiene y no valora lo que posee. En el automovilismo deportivo la felicidad tampoco es completa y mucho menos duradera. Un domingo podes ser feliz y a los 15 días poder estar metido en un mar de tristezas. Eso no solo le pasa aun piloto sino también a los equipos. Un ejemplo es el JP Carrera. La estructura que dirige Gustavo Lema es una de las más poderosas que tiene el Turismo Carretera. Tiene buen presupuesto, un excelente equipo técnico, muy buenos pilotos y un grupo de profesionales que hacen que el Team no sea uno más. Así y todo no pueden estar felices al ciento por ciento.

Leer más Urcera sigue en lo más alto del TC

Con cuatro fechas disputadas el JP está teniendo un gran presente pero con sensaciones encontradas. En el TC ya ganaron con Valentín Aguirre, son cómodos punteros del campeonato con Manu Urcera, que posee un auto contundente, están firmes en el TC Pista donde también ganaron, pero como dijimos la felicidad no es completa. ¿Qué les falta? Qué el  auto de Guillermo esté más adelante. Si bien es cierto que ese Chevrolet arrancó de una manera distinta, y más firme, en este 2019, lo de este fin de semana en San Luís generó mucha preocupación. El rey de Salto estuvo muy lejos de los lugares de privilegios y de su compañero de equipo. En la clasificación general Urcera fue el más veloz y Guillermo quedó en el 22º lugar. Finalizada la misma, quien tiene siete títulos en la categoría, se bajó del auto y su cara lo decía todo. Entró a la oficina técnica de su box y estuvo cinco minutos sin hablar. Buscó que sus pulsaciones llegaran al ritmo normal para comenzar a analizar lo sucedido. Para el saltense no hay dudas que el problema está en la falta de potencia. En la final, el de San Antonio Oeste terminó segundo mientras que Ortelli arribó en la posición 21. Su bronca se potenció. El otro punto negativo fue el abandono de Valentín Aguirre. Al de Dodge se le rompió la cremallera de la dirección.

Leer más: La disconformidad de Ortelli por la falta de potencia

El paso por el Rosendo Hernández le dejó al JP Carreras alegrías y preocupaciones. A dicho escenario llegaron ocupando los tres primeros lugares del campeonato y lo único que pudieron conservar, que no es un dato menor, es la punta del torneo con Urcera. Ortelli cayó al sexto lugar y Aguirre al octavo. El próximo compromiso del TC será en Rosario y el equipo irá, como es habitual, en búsqueda de buenos resultados. El potencial lo tienen, las ganas sobran y la dedicación es extrema. Lamentablemente, como todos, ellos también saben que la felicidad no es completa.