En el nombre del padre, del hijo y de la pasión

Gustavo Tadei tiene 10 años y sigue los pasos de su papá. Pese a que su mamá no estaba convencida, el jovencito de Salto ya esta en actividad

Gustavo Tadei (H) tiene apenas 10 años y desde que nació se crio entre los autos de competición. De chiquito, en brazos de su mamá Ana, frecuento la zona de boxes para acompañar a su papá. Como era lógico, a medida que fue creciendo, el interés por el deporte motor se fue acrecentando. Ya más grande se sentía un integrante más del equipo y en la última parte hasta se lo veía con la radio en sus oídos. En su ciudad, Salto, va al colegio Nuestra Sra del Rosario y cuando le preguntan de quien es hincha contesta: "Soy de Boca, de mi papá y de Leclerc"

En dialogo con Carburando su papá contó como fue el arranque de “Gustavito” y como logró que su señora acepte el nuevo deafío. “Le ganamos la pulseada a la madre (risas) porque no quería que corra. Tengo que decir que para convencer a Ana tuvimos la ayuda de mi suegro Oscar Trotta. Fue Gustavo quien me pidió correr y cuando se hicieron unas pruebas, en Salto, fue y giró. A partir de ahí arrancó y arrancó muy bien”.

El primer compromiso

“Su inicio fue en Salto en la categoría Jr de FEDENOR donde los motores van a sorteo. Ganó las dos primeras fechas del campeonato donde se ven muy lindas competencias. Noté que los chicos se respetan mucho”.

Triunfos muy particulares

Gustavo contó que los dos triunfos de su hijo fueron en campeonatos que llevaron su nombre y el de Guillermo Ortelli. “El primer torneo, que era de tres carreras, llevaba mi nombre y fue subcampeón. El de ahora, que se paró por la pandemia, lleva el nombre de Guillermo”.

Papá “chocho”

 “Disfruto verlo correr aunque tengo un defecto. Anoto todos sus errores para que los mejore más adelante. No soy de los padres que ven un Shumacher en el chico. En la primera carrera ya discutí con mi señora porque yo le marcaba los errores y ella me decía que lo deje tranquilo porque es un nene. Siempre me escucha y hay veces que me discute”.

 

Mamá nerviosa

“Ana es tremendo como sufre. No vio ninguna de las dos carreras que gano. La segunda que cosechó lo hizo en Carmen de Areco y nosotros habíamos ido con el semi para quedarnos. En esa final ella se quedó adentro y se enteró cuando bajó”.

Lo Virtual

Como no podía ser de otra manera, y mucho más con su edad, Gustavito ya está metido en el automovilismo virtual y se anotó para correr en el Top Race Jr- “Tiene un entusiasmo terrible”, señaló su papá.

Lo importante

Para Tadei lo principal es que su hijo se destaque como persona. “Cuando me preguntan donde quiero que llegue automáticamente manifiesto que como persona quiero llegue lo más alto posible. Deportivamente el destino decidirá donde tiene que estar. Quiero que disfrute lo que hace, que la pase bien y que lo tome como un deporte”. Por último cuando se le consultó que no le gustaría que haga, el de Salto, entre risas, dijo: “Que mire mis carreras y que no copie mis defectos”