En Europa serán obligatorias las cajas negras en los autos nuevos

Europa estableció que las cajas negras en los autos nuevos sean obligatorias desde 2022 con un nuevo dispositivo de seguridad.

Se tratan de un gran avance en la industria automotriz para saber las causas fehacientes de los accidentes. Como ya ocurrió con el dispositivo eCall, la Unión Europea estudia la implantación de un sistema parecido a las cajas negras de los aviones en los autos nuevos. Si bien no se trata de algo nuevo, lo relevante es que ya tiene fecha de su implantación.

El objetivo es que los autos nuevos incorporen un dispositivo que permita conocer las causas de un accidente ya que quedarían reflejados los últimos segundos antes y después de que se produjese, como por ejemplo la velocidad a la que circulaba el vehículo, cómo actuó el conductor en los instantes previos, y funcionamiento de los sistemas de seguridad. Con este dispositivo se conseguirá recopilar multitud de información con el fin de aclarar las causas y evitar que se repitan en la medida de lo posible.

Ya se ha establecido que sean obligatorias a partir de 2021 (y una versión más avanzada en 2022) y básicamente por un lado controlarán el consumo real del auto (con un margen de error de un 5%) y por otro una serie de datos de cada desplazamiento, todo con el objetivo de mejorar la seguridad y aclarar las causas de forma más precisa de posibles accidentes

Además, desde la UE aseguran que un dispositivo de este tipo servirá de "aviso" a los conductores dado que al quedar registrados multitud de parámetros su actitud será más responsable. Por ejemplo controlarán el régimen de giro del motor, velocidad, estilo de conducción, y distancia recorrida (si se han realizado paradas para descansar).

Algunos vehículos ya incorporan un mecanismo parecido bajo la denominación EDR, Event Data Recorder si bien no registran tantos datos sino solo si se han producido incidencias en determinados sistemas de seguridad del vehículo.

Los plazos

El primer plazo comienza el próximo 1 de enero cuando los vehículos nuevos tendrán que incluir el denominado OBFMC (On-board Fuel and/on Energy Consumption Monitoring) que básicamente registra el consumo (también de los eléctricos) con un margen de error de un 5%. Además los datos se podrán consultar en cualquier momento durante la vida útil del vehículo.

En 2022 el dispositivo controlará más parámetros y será muy parecido a una caja negra de un avión. Irá montada debajo del asiento del conductor bien fijada al chasis y el objetivo es que, aunque no grabe imágenes ni sonido, ofrezca una completa información. Por ejemplo registrará datos anteriores a un siniestro (30 segundos) y posteriores (cinco).

De esta forma se podrán conocer con total precisión datos sobre un siniestro: a qué velocidad circulaba el vehículo, si el conductor frenó o realizó algún giro brusco, si hubo un fallo en algún sistema de seguridad.

Caja negra en autos