“Espero ir algún día con Schumacher a un Gran Premio”

Jean Todt, presidente de la FIA, expresó que le encantaría poder ir a un Gran Premio de Fórmula 1 junto a Michael Schumacher.

En medio de toda la incertidumbre que rodea al estado de salud de Michael Schumacher, Jean Todt, presidente de la FIA, volvió a hablar sobre el alemán. El francés señaló que el siete veces campeón del mundo pelea día para mejorar su situación y que le encantaría, en un futuro, poder ir con el “Káiser” a un Gran Premio de Fórmula 1.

A muchos tomó por sorpresa la declaración de Todt cuando dijo que había visto el GP de Brasil 2018 con Schumacher. El directivo francés asegura que vio muchas carreras con el alemán y aunque no informa sobre su estado por respeto al paciente, confía en que algún día ambos puedan ir a un Gran Premio juntos.

"Dije la verdad, veo Grandes Premios por televisión con él, espero que algún día podamos ir juntos a un GP. Tenemos un contacto diario y esta noche desde París, iré a Ginebra y lo veré. Sabemos que tuvo un accidente que dejó huellas y esto es algo privado", le manifestó Todt en al diario italiano La Repubblica.

Todt criticó todas las mentiras que se escriben sobre Schumacher y lamentó que el personal médico del hospital de París al que acudió Michael hablara sin conocimiento sobre el expiloto.

"No hay noticias, excepto que Michael está luchando para mejorar la situación todos los días. Debemos acompañarlo en esta batalla, apoyar a su esposa, Corinna, que es una mujer fantástica que cuida de él y de sus hijos, respetando sus deseos al máximo. He leído cosas increíbles sobre su casa y, como siempre, los que saben, no hablan y los que no saben, hablan. Yo soy de los que sí saben".

Y agregó: "Me asombra que cuando fue a París para un chequeo médico, hayan hablado las personas que debían respetar su intimidad. Esto sinceramente elimina toda confianza, para mí es indigno y espero que encontremos a esa persona que ha hablado. Hay poco más que decir. Es obvio que tenemos que ayudar a todos el que esté su alrededor y esperamos que haya mejoras continuas", ha avanzado.

Por último, concluyó: "Es lo normal querer saber de él, pero depende de la familia decidir lo que quiere o no quiere decir: tratan de protegerlo y de defender su vida privada, como Michael siempre ha querido. Nuestro deber es la continuidad de uno de sus deseos: nunca habló de sí mismo, nunca mostró las fotos de sus hijos".