Fangio, el auténtico "hombre de hielo"

Juan Manuel Fangio arrasó a sus rivales en enero de 1955, ante un intenso calor en Bs. As., el "Chueco" utilizó una estrategia muy particular

Juan Manuel Fangio, "Quíntuple" Campeón mundial de Fórmula 1, tenía la gran virtud de ganar las competencias, además de su destreza y astucia , con una gran resistencia física.

El "Chueco" asombraba a su rivales por esta notable fuerza que le permitía sortear adeversidades climáticos por ejemplo.

Esta particularidad del argentino era lo que le llamaba la atención al británico Stirling Moss duramte el Gran Premio de Argentina de F1 del año 1955.

Esa carrera se corría, en el autódromo de Bs. As., en el mes de enero con una temperatura sofocante que alcanzaba los 40° a la sombra!!!

Argentina F1 55

Moss veía que los pilotos no aguantaban el ritmo y bajaban extenuados, turnandose en la conducción de los autos, algo que por entonces estaba permitido.

Todos complicados menos Fangio que seguía ampliando la diferencia, en la vanguardia de la carrera, con la "Fleha de Plata".

Terminada la competencia, Stirling fue inmediatamente a preguntarle al aplastante vencedor como lo había logrado,  a lo que el de Balcarce le contestó con la pasividad que lo caracterizaba:

"Pense que iba caminando por un banco de nieve hundido hasta la cintura y me dije que tenía que seguir andando porque la nieve me estaba congelando. ¡Y funcionó!.

Fangio

Per el "Maestro" del volante tenía otro secreto que pocos lo pudieron apreciar. Dentro del casco se puso una hoja de repollo que mantuvo su cabeza fresca durante las casi tres horas que duró la carrera.

Sin dudas la picardía sumada al talento hicieron que su sabiduría y sus éxitos todavía hoy sean reconocidos mundialmente.