Ferrari lleva gastados tres millones de dólares en reparaciones

Mattía Binotto, director de Ferrari estimó ese gasto desde el inicio de la temporada 2021. Tendrán nuevo motor en la parte final del campeonato.

Si bien es el equipo que menos sufre la presión presupuestaria y es el que más ventaja acumula en ese rubro sobre muchos de sus rivales en la Fórmula 1, la Scudería Ferrari estimó tres millones de dólares el gasto realizado en reparaciones en sus monoplazas desde que arrancó la temporada en el Gran Premio de Bahréin. Entre golpes, accidentes, salidas de pista y roturas, algunas culpa de sus pilotos y otras no, la 'Scuderia' hizo esa estimación de pérdidas que en esta era de tope presupuestario es mucho más dolorosa.

La cifra es del propio director de Ferrari, Mattia Binotto, en charla con un exclusivo grupo de medios europeos. "Ha habido muchas discusiones al respecto de quien debe pagar las reparaciones o cuáles pueden ser y cuáles no, y si deben quedar fuera del tope presupuestario. No hay una solución fácil para ello aunque si hay un culpable claramente identificado el inocente podría dejar fuera el arreglo de ese límite", aseguró al medio español diario Marca.

Binotto expuso los datos de 2021 que muestran la evidente salida del mal momento de los de Maranello "tras la peor temporada en 40 años", hasta alcanzar y pelear la tercera plaza con McLaren. "Sumamos 183 puntos tras 11 carreras, más del doble del año pasado a esta altura. En la media de velocidad del año pasado estábamos a 1.4 segundos de la pole y ahora son 0.7, que aún es distancia, pero al menos la hemos reducido a la mitad con los mejores. Progresamos, vamos en buena dirección y es la de mejorar en todas las áreas, no una concreta", advirtió Binotto.

Mattía Binotto, Ferrari Fórmula 1

Por ejemplo, las paradas en boxes "que yo creo que son buenas cuando bajas de 3 segundos y más del 80% ya las hacemos así, el doble que en 2020". Binotto cree que ese 0.7 de desventaja en velocidad pura viene un 60% del motor, es decir 4 décimas, y el resto del chasis. "Tuvimos un auto ganador en Mónaco porque es muy especial con esas curvas lentas, pero en Silverstone fue por el accidente de delante. En realidad seguimos a 0.7 de los dos mejores", opinó.

Binotto además avanza con el hecho relevante para lo que viene: "vamos a estrenar un nuevo motor, con mejoras en todos los elementos de la unidad de potencia que no metimos al inicio de la temporada y que nos va a dar impulso significativo en este final de Mundial y nos sirve para ganar experiencia, y no, no será en Monza", aseguró antes de reconocer que "en el duelo por el titulo voy con Verstappen, creo que romper el 'status quo' es bueno para el deporte aunque veo favorito a Hamilton, que es el campeón y Mercedes un equipo muy sólido".

Respecto de sus pilotos sostuvo: "Creo que tenemos el mejor dúo de la grilla, algo importante para volver a pelear por el titulo de marcas algún día, jóvenes, con gran potencial. La integración de Sainz con ingenieros, equipo de carreras, Maranello, estado de ánimo, etc. es muy buena, y sé que hay más por venir. No me ha sorprendido porque lo analizamos tanto que ya sabíamos que era un piloto fuerte, consistente y veloz, demuestra también liderazgo dentro y fuera del auto, así que que hicimos la elección correcta y estoy feliz con él. ¿A mejorar? Él mismo lo dice, juntar los fines de semana completos sin errores aquí o allá, es lo que esperamos".

La mirada y los recursos ya están puestos en 2022, entre otros con el nuevo simulador "que ya hemos ensamblado e iremos preparando las correlaciones los próximos dos o tres meses. Aún no han podido probarlo los pilotos, y queremos empezar a usarlo a finales de temporada para que sea muy útil de 2022 en adelante, estábamos desfasados respecto a la competencia y es una herramienta muy importante. Ojalá podamos pelear entonces por las victorias", concluyó Binotto.