Ferrari por ahora le dice no a la Indy

Ferrari no ingresará por el momento a la serie americana IndyCar. Así lo confirmó el responsable de la escudería de Maranello Mattia Binotto

La posibilidad de que Ferrari se convirtiera en la tercera motorista de la IndyCar en 2023 se diluyeron rápidamente.

Así lo confirmó Mattia Binotto, responsable del equipo de Maranello.

“Tras nuestras conversaciones, hemos llegado a la conclusión de que no competiremos en IndyCar en un futuro cercano. Quizá sea posible a medio o largo plazo, pero queremos concentrar la inversión en nuestras actividades en Fórmula 1”.

Ferrari había considerado su expansión a los EEUU, ante la implementación de un límite presupuestario en F1 que será de 145 millones de dólares para 2021 y de 130 millones en 2022.

binotto

Esto implicaría menos dinero invertido y, por ende, a fin de evitar despidos, obligaría a reubicar a su personal en otros programas.

Aunque Binotto se mostró abierto a la posibilidad, la prioridad pasó a los equipos satélite que la marca del “Cavallino Rampante” tiene en el Gran Circo, particularmente Haas F1 Team, a quienes le ha cedido apoyo técnico y mecánicos como Simone Resta y Jock Clear, quienes trabajarán con Mick Schumacher.

Indudablemente la pandemia  y la urgencia de volver a los primeros planos en F1 también influyeron en la decisión.

Con esta confirmación de Binotto, Ferrari repite la historia de Don Enzo a mediados de los años 80, cuando ordenó diseñar un auto para correr en CART y las “500 Millas de Indianápolis”, el Proyecto 637, el que nunca se concretó.

En 2018, Sergio Marchionne, CEO de Grupo Fiat, planeó inscribir a Alfa Romeo a la categoría, aunque su muerte repentina canceló los planes.