Ferrari proyecta su primer eléctrico recién para 2025

Louis Camilleri, CEO de Ferrari, dijo que el auto eléctrico saldrá después de 2025 porque "la tecnología de las baterías no está donde debería estar".

No son pocas las empresas que se han subido al tren de los autos eléctricos. Marcas que crecen con los vehículos híbridos y enchufables como Teslta, BMW, SEAT, Renault, y Ford, son solo algunos ejemplos de compañías globalizadas que están apostando por la electrificación, pero es un sector en el que también hay espacio para las conocidas como "marcas de lujo como Jaguar, Porsche, y Lamborghini. Precisamente por eso llama la atención que Ferrari, la histórica marca de deportivos italiana, no haya presentado ningún 100% eléctrico en estos años. Ahora también se sabe que ni lo ha hecho ni lo hará, al menos en el corto plazo.

Así lo confirmó Louis Camilleri, CEO de Ferrari, en un evento con la prensa en Maranello, Italia. Camilleri dijo que la empresa está estudiando un auto gran turismo completamente eléctrico, aunque "mi sensación es que el eléctrico saldrá después de 2025" porque "la tecnología de las baterías no está donde debería estar todavía".

Además Enrico Galliera, jefe comercial de Ferrari, aseguró que el primer eléctrico de la marca del 'cavallino' llegará, pero nunca antes de 2025 y siempre y cuando la tecnología de las baterías se desarrolle lo suficiente.

¿Habrá alguna vez un Ferrari eléctrico? Sí, pero no a cualquier precio. Según Enrico Gallieri que llegue un 'cavallino' alimentado por baterías es cuestión de tiempo. No será poco, eso sí, puesto que aún no se considera en el seno del fabricante italiano que la tecnología actual esté preparada para atender las demandas de un superdeportivo.

"Hay algunos competidores que están entrando en el mercado de los eléctricos. ¿Será un problema para Ferrari? No lo creo. ¿Esto generará interés para Ferrari en cuanto a ese mercado? No. Creemos firmemente que la tecnología de las baterías no está lo suficientemente desarrollada para atender las necesidades de un superdeportivo. En los próximos cinco años no creemos que ésta se desarrolle tanto como para cumplir con lo que necesita un Ferrari", ha dicho Gallieri.

Galliera ha querido recalcar, no obstante, que Ferrari está abierta a la inclusión de nuevas tecnologías en sus modelos. "Si hay nuevas tecnologías, tenemos que ponerlas en el mercado. Ferrari siempre ha trabajado con nuevas tecnologías. La evolución tecnológica forma parte al 100% del ADN de Ferrari", ha dicho en Autocar.

Por último, Galliera también ha querido tocar un tema bastante delicado con el tema de los eléctricos. Su sonido, o más bien la ausencia de él. En Ferrari es un tema especialmente complejo porque ésta es una de sus firmas más reconocibles. El directivo italiano considera que han de trabajar duro para no decepcionar a sus clientes. "Es una cuestión muy interesante. Estamos trabajando duro en ello, pero no diré si ya hemos encontrado la solución o no".

Además considera que el recientemente presentado SF90 Stradale es una muestra de que el cliente de Ferrari también se adapta a los nuevos tiempos. "Tenemos clientes que adoran usar el modo eléctrico del SF90 Stradale para abandonar su domicilio de forma silenciosa para luego escuchar su motor en la ruta".

Estas declaraciones van en la línea de las realizadas hace tiempo por el director ejecutivo de Ferrari, Louis Camilleri, en The Wall Street Journal, donde reconoció que el motor eléctrico y sus pesadas baterías reducían la diferenciación entre coches. El reto es descubrir cómo pueden mantener su aura. "La percepción es que la batería es un factor que nivela el juego, así que depende de nosotros estar seguros de que podemos diferenciarnos", declaró el director ejecutivo de la casa de Maranello.

La llegada de un Ferrari eléctrico se anticipa desde los tiempos de Sergio Marchionne. Se pensó que el primer 'cavallino' alimentado por baterías podía llegar con el plan empresarial del periodo 2018-2022, pero finalmente esta previsón se ha retrasado de forma considerable.

Camilleri cree que el "futuro previsible actual" pasa por los híbridos, y ahí la empresa sí tiene experiencia ya que la escudería italiana presentó el SF90 Stradale, un PHEV (vehículo híbrido eléctrico enchufable) que cuenta con un propulsor 4.0 V8 y tres motores eléctricos para proporcionar hasta 1.000 CV de potencia y pasar de 0 a 100 km/h en 2,5 segundos.

Ferrari SF90 Stradale

Sin embargo, el 100% eléctrico tendrá que esperar, ya que "todavía hay problemas importantes en términos de autonomía" y en "términos de velocidad de recarga". Confiesa Camilleri que "eventualmente saldremos con uno", pero "después de 2025, no a corto plazo".

COMPARACION CON PORSCHE TAYCAN

Uno de los más exponentes en velocidad de carga es el Porsche Taycan, que se carga al 80% en 22,5 minutos. Sin ir más lejos, el SF90 Stradale tiene una autonomía en modo solo eléctrico de 35 kilómetros a una velocidad máxima de 135 km/h, muy lejos, salvando las distancias, de lo que ofrecen los modelos más duraderos como el Tesla Model S Gran Autonomía que alcanza los 595 kilómetros y una velocidad máxima de 260 km/h.

 

Respecto a la velocidad de carga, hay avances importantes de la mano del Porsche Taycan, que funciona bajo 800V en lugar de 400V, que son más comunes. Eso, según Porsche, es suficiente para cargarlo al 80% en 22,5 minutos. El Taycan puede cargarse en los puntos de carga de 350 kW y es capaz de lograr picos de 270 kW, lo que le permite conseguir 96 kilómetros de autonomía en cuatro minutos.