FIA: menos potencia para los hypercars y los iguala con los LMDh

La FIA redujo las prestaciones de los 'Hypercars' para igualarlos a los LMDh. También hay una reducción de peso para que haya igualdad con los LMDh.

Mientras la pandemia tiene a la actividad frenada, muchas categorías aprovechan el momento para avanzar en los pasos futuro. Por eso es que la Comisión de Resistencia (WEC) de la FIA ha introducido importantes modificaciones a las reglas de la categoría Hypercar –los LMH– que deberían entrar en vigor el próximo año.

Estas modificaciones llegan justo después de que el Automobile Club de l'Ouest llegase a un acuerdo con la IMSA de Estados Unidos para una ‘convergencia’ de reglas a través de la creación de la nueva categoría LMDh.

La gran diferencia entre ambas categorías es que la primera –la que quería el ACO para asegurarse marcas de prestigio– exige partir de un Hypercar, mientras que los LMDh se inspiran en los prototipos de Daytona como filosofía: el chasis debe ser de un LMP2 al que un constructor coloca su motor y una carrocería inspirada en un auto de la marca, mientras que la parte híbrida es común.

Pero entre ambas categorías había una marcada diferencia en cuanto a potencia. Y la equivalencia se hará por abajo, limitando las posibilidades de los Hypercar. La razón de ello es clara: Toyota, la única gran marca que apuesta por los Hypercar, ya que Peugeot parece preferir el LMDh, pero también desea poder afrontar la IMSA, un campeonato en el que el pasado fue protagonista.

Los hypercars tendrán menos potencia en Le Mans

En esencia, las modificaciones son las siguientes: limitación de potencia, cambios en el peso y control de la eficiencia aerodinámica. Así la potencia inicialmente prevista de 585 kW será limitada 500 kW, es decir de 800 caballos a 670. En contrapartida, los 1.100 kilos de peso se reducen a 1.030. Y se limitará la aerodinámica para que las dos categorías, LMH y LMDh tengan el mismo nivel de downforce.

La decisión va en la dirección que señaló John Doohan, presidente de la IMSA, de convergencia de prestaciones de ambas categorías. Y el anuncio llega justo después de desvelar las líneas básicas de las reglas LMDh.

La Comisión de Resistencia de la FIA, que preside Richard Mille, cuya empresa ha sido generosa patrocinadora de la especialidad, ha dicho que "debemos tener en cuenta la evolución de la situación económica y adoptar medidas para reducir costes y poder conservar el esfuerzo de los constructores. El hecho de la convergencia de estas dos categorías y que ambas sean elegibles para los dos campeonatos debe atraer a más participantes".

Pierre Fillon, el presidente del ACO, está satisfecho con estas medidas, que deben ser aprobadas por el Consejo Mundial, pero eso es un simple trámite. "Estamos construyendo el futuro de la Resistencia. La convergencia entre ACO e IMSA permitirá a los participantes de la categoría reina tomar parte en ambos campeonatos, WEC e IMSA Weathertech. Las reglas LMDh y LMH son ahora convergentes y de prestaciones similares, tras un gran trabajo conjunto de ambas organizaciones y han sido muy bien recibidas por los constructores. Esta colaboración constructiva de ambas organizaciones es vital para el futuro de la disciplina".

Recordemos que uno de los objetivos del ACO con las nuevas reglas era asimismo hacer que los autos fueran algo más lentos que los actuales LMP1 por razones de seguridad.