Fue campeón de una categoría "delivery", hoy corre en el Superbike Argentino

10 años atrás, Mauro Tomé #34 fue el primer campeón argentino de 110cc. Intentó dos veces ser campeón en Super Sport 600cc. y por apenas 3 puntos no le alcanzó. El título que no consiguió como piloto lo obtuvo luego como Jefe de equipo, pero la pista siempre llama y se suma este fin de semana a la categoría R3 Cup.

Poco queda de aquel adolescente que corría en las picadas y pasó a un Kartodromo para sumarse a uno de los grandes semilleros que dio el motociclismo argentino, la categoría Xtreme 110cc. Ganó la primera carrera disputada en "Ciudad Evita" y a fin del 2009 se coronó campeón argentino de baja cilindrada. De allí partió al motociclismo grande donde, por años, estuvo golpeando la puerta del éxito llegando a obtener dos subcampeonatos argentinos de 600cc. El tiempo pasa para todos, su bella familia exigió apenas un poco del tiempo que los pilotos carecen. El retiro para Mauro Tomé, finalmente llegó.

Volvió años más tarde como Jefe de su propio equipo, al que denominó "NN Team" (en alusión a una escuadra sin nombre, ni "chapa"). Clara muestra de humildad. Paso a paso, consiguió esa corona que en el Superbike Argentino le había sido esquiva. Junto a su piloto Guillermo Chastron, su equipo se consagró campeón argentino de Stock Bike 600 de la temporada 2016. 

Este año decidió regresar. Comenzó en el Superbike Bonaerense y llega afilado para un fin de semana a pura adrenalina y velocidad en el Autodromo de Buenos Aires, así cuenta su regreso:

“Adelanté mi vuelta. Hace poco adquirí una Yamaha YZF-R300 para volver a correr. La idea era hacerlo en 2020 pero estuve entrenando en Arrecifes y en el track day de San Nicolás con esta moto y me sentí competitivo. Ya está, vuelvo este fin de semana en el Gálvez”. 

Sobre el dibujo elegido manifestó: “El circuito 8 no lo conozco. Se suprimen los ingresos a la Viborita y el Tobogán, en el “8” hay que hacerlo derecho”. “Intentaremos conocerlo rápido y mejorar tanda tras tanda. Voy más que nada para seguir conociendo la moto".

“Diez años pasaron de mi título en la 110cc. y volver a una categoría en este caso de media-baja cilindrada es muy lindo, es un renacer”.

“Perdí dos campeonatos argentinos de 600cc. me dolieron mucho porque en 2011 venía ganando y me caí en Chaco siendo puntero. Lo perdí yo”. “El tiempo me dio revancha, en 2016, lo gané como Jefe de Equipo”.

“Son muchos años junto al motociclismo. Sumé mucha experiencia, antes era sumamente explosivo solo quería ganar. Hoy pienso las maniobras, estoy mas tranquilo, lo disfruto mas”. "Igual voy por un objetivo, este fin de semana en Buenos Aires, me conformo con entrar entre los primeros 15. Creo que sería un buen regreso”. puntualizó. 

 

 

Foto de portada: Gustavo Crespo

Foto en texto: Megamax.