González heroico, se llevó a una victoria que casi vale un título

Una épica carrera del piloto Kawasaki, Andrés González, quien en la final de la categoría Superbike en San Nicolás, debió largar último tras ser penalizado en “clasificación” y en carrera logró superar a todos sus rivales cumpliendo su obligación de ganar.

Andrés González llegaba al Gran Premio Coronación de San Nicolás con la premisa de ganar y esperar que su rival directo no sumara puntos más acá del sexto puesto. Sin embargo, el sábado de clasificación luego de realizar el mejor registro con récord provisorio del circuito: 1. 26. 700, tras su paso obligado por Técnica, su tanque de combustible no alcanzó a contener los 2 litros de reserva obligatorio para su análisis técnico. Automáticamente, le fueron retirados los tiempos y debió largar desde la última ubicación de la grilla de su categoría.

Considerando que suele decirse que los reglamentos son para cumplirse y eso es lo que establece la seguridad jurídica y la consecuente credibilidad en la aplicación de la ley deportiva, dejamos a salvo que es por lo menos dudosa la ventaja deportiva que hubiera obtenido González con menos combustible (entiéndase muy poco menos peso de su moto) a la hora de salir a clasificar.  

Conclusión: González hubiera logrado el tiempo igual y de hecho lo demostró el domingo estableciendo el nuevo récord del circuito nicoleño: 1. 26. 301.

Renglón siguiente: Como señala el Derecho: “Dura Lex, sed lex” (traducido del latín, La ley es dura pero es ley).

Con la situación desde lo psicológico muy bien superada por el equipo ZP Kawasaki Racing, gracias al trabajo de Pablo Zipilivan y Sebas Porto, su piloto Andrés González salió a hacer una de las mejores gestas deportivas de su vida. Ganó la última final del año surfeando rivales, giro a giro, hasta lograr imponerse con notable autoridad. Su rival,  Juan Manuel Solorza, quien no había largado bien se recuperó a medida que transcurría la carrera para sumar las unidades desde el cuarto puesto lo que determinó que el campeonato quedara en manos del piloto del Solorza Competición. González declaró a carburando.com: “Fue una carrera donde me divertí muchísimo, pasando motos y dando el máximo, realmente la disfruté. Si bien en un circuito sin demasiados secretos, una de las claves fue que estiré más que mis rivales los frenajes en cada curva”. “Fue un año muy, muy duro en lo personal y mi deseo es que el año termine cuanto antes y así comenzar con todo lo que será la próxima temporada”.  

 

 

Fotos: Gaby Skliarsky