Gordon se anda con chiquitos

El piloto estadounidense año Robby Gordon siempre da la nota. En esta edición del Dakar, tendrá como compañero de equipo al piloto más joven de la historia del rally: Sheldon Creed, un veloz aprendíz que ya compitió en todo lo que pudo en su país.

En 2015 fue su llamativo "Gordini", el anterior tildó a los Mini de "autos para chicas" y que por eso no podían ganar el Dakar que terminaron venciendo por robo. Y esta vez vuelve a la carga para ser noticia: su nuevo compañero de equipo se convertirá en el piloto más joven de la historia de la carrera más difícil del mundo.

Sheldon Creed cumplirá de 18 años, 3 meses y 3 días cuando largue del rally, pese a lo cual ya tiene la experiencia de haberse subido a casi todo lo que exista en el mundo motor de su país.

A los 5 años ganó su primer título en BMX (bicicletas), y de ahí saltó a las motos para brillar en Motocross y Supercross pulverizando a su paso todos los récords de precocidad. Su conversión a las cuatro ruedas fue igual de fulgurante cuando comenzó a acumular victorias en el campeonato de Trophy Kart.

¿Su última hazaña? haberle ganado en el circuito de Super Stadium Trucks al mismísimo Robby Gordon, quien al verlo no dudó en ofrecerle competir en el Dakar. “Soy el piloto más joven del Dakar, por lo que en principio no estaría mal llegar con el coche de una pieza e intentar rubricar algunas jornadas memorables. Me encantaría ganar una etapa, pero por lo que he visto va a ser complicado. Estaría contentísimo si lograra terminar en el Top 10”, cerró con optimismo quien denota no haber competido nunca en este tipo de competencias.

No estará solo. Su navegante será Jonah Street, experto motorista que nunca fue copiloto, pero compitió en 6 dakar siendo 7o en la general de 2010 y ganar dos especiales. Casi nada.