Ka, el "pimpollo" de Ford

El Ford Ka fue el auto más pequeño producido por la marca y marcó un antes y un después en los autos denominados "chicos". Tres generaciones se fabricaron y todavía sigue siendo uno de los preferidos por la juventud

En el año 1996 se presentaba en Europa el Ford Ka.

El auto más pequeño fabricado por Ford llegaba para revolucionar el mercado, ofreciendo líneas poco vistas hasta ese momento y con la idea de competir directamente al Renault Twingo.

A la Argentina llegó un año después, proveniente de Brasil, impulsado por un motor varillero de 1.3 litros y sólo 60 CV.

No era un vehículo rápido, pero si era seguro y tenía un interior muy cómodo, para el conductor no así en la parte trasera, a pesar de sus estrechas dimensiones.

Ford Ka serie 1

Con 3,62 metros de largo era compacto, económico y lograba un buen comportamiento en ciudad y ruta.

En 1999 el motor 1.3 fue reemplazado por otro más moderno de un litro de cilindrada, que desarrollaba 65 CV.

En 2001 incorporó como opción un motor motor 1.6 Zetec Rocam de 95 CV.

Con la versión deportiva XR, un chasis eficiente, ágil y casi 100 hp, el simpático Ford se convirtió en un auto divertido para manejar y buscado por las damas y los jóvenes.

En 2002 recibió un rediseño en la parte trasera, con ópticas y paragolpes diferentes. Ese año marcó profundas renovaciones y la separación por completo de las dos variantes.

Ka serie 2

En 2008 vuelve a tener renovaciones y el Ka no cambió de plataforma, pero estirando sus proporciones en pos de mejorar la habitabilidad.

Con casi 22 centímetros de largo, un baúl más amplio y la posibilidad de albergar a dos personas en el asiento trasero cómodamente, eso sí, perdiendo algo de originalidad y estilo.

Mantuvo motores y potencias hasta que fue discontinuado a fines del año 2013.

Ford Ka 3

El último Ka se produce en Brasil desde fines del año 2014, con una interesante propuesta de seguridad y confort, ahora con cinco puertas y otra versión con cola.

Un auto cuyo diseño tiene dos décadas y sin embargo sigue manteniendo su espíritu.

Ford Ka tres generaciones