La autobomba que viajó desde la Boca y se luce en Le Mans

En el Día del Bombero Voluntario. ¿Sabías que hay una autobomba que operó en la Boca y está en Le Mans? Mirá su historia.

Cada 2 de junio, se conmemora en la Argentina el Día del Bombero Voluntario. La fecha obedece a un incendio originado el 2 de junio de 1884 en la Boca y un vecino, Tomás Liberti, junto con su hijo Oreste, organizaron una cadena humana para apagar las llamas, que amenazaban a los conventillos aledaños al origen del fuego.

A partir de allí se creó el Cuerpo de Bomberos Voluntarios de la Boca, bajo el lema “Querer es Poder” (“Volere e Potere”, que estaba en italiano en el cartel original). En la Argentina se estima que hay 43.000 bomberos voluntarios (más de 7000 son mujeres), distribuidos en 900 cuerpos en todo el país.

 


Claro que las autobombas son vitales para llegar rápidamente a los lugares de siniestro. Pero hay una que tiene una historia muy especial. Perteneció a los Bomberos Voluntarios de la Boca. Es un Renault KY del año 1923, que operó en Buenos Aires, pero hoy se exhibe en el Musée Automobile de la Sarthe (dentro del circuito de Le Mans).

Entre las decenas de automóviles deportivos, allí se luce el cartel de los Bomberos Voluntarios de la Boca. ¿Cómo llegó ahí? En 1961, llevaron a la autobomba a una gira por Italia. Desde Génova realizó unos 3300 kilómetros durante 81 días, hasta que llegó a Boulogne-Billancourt, en Francia, a la sede de Renault. Finalmente, la empresa automotriz donó el particular vehículo al Museo de Le Mans. Ahora se encuentra en la zona de equipos de apoyo de la mítica competencia.

 

Galería de fotos