La carrera que se convirtió en un verdadero desafío

El Desafío de Las Estrellas se convirtió para el Turismo Carretera en un verdadero desafío. Es un compromiso que siempre generó polémicas

El “Desafío de Las Estrella” se convirtió para el Turismo Carretera en un verdadero desafío. La tradicional carrera que organiza la Asociación Corredores Turismo Carretera se transformó en una fecha que deja mucha tela para cortar. La desarrollada el fin de semana pasado en Villicum, San Juan, fue un ejemplo más. Fue una de las más polémicas de todas las que se organizaron. Y eso que casi todas tuvieron su problema. De cara al futuro, y para seguir realizándola, habrá que ajustar muchas tuercas para que no se escapen grandes detalles.

La dura competencia tiene varios antecedentes. En un alto porcentaje el desafío tuvo ganadores frustrados. Llegaron primero en pista pero luego, por diferentes motivos, fueron sancionados. Por ejemplo en el 2015 Juan Martín Trucco cruzó la meta primero pero fue excluido por un toque a Próspero Bonelli. El triunfador fue Matías Rossi. Lo mismo ocurrió, pero en 2018, con Juan Manuel Silva. El Pato se llevaba el premio mayor pero por un toque a Nicolás Pezzucchi recibía una sanción. Ganó Emanuel Moriatis. Un año después, en Villicum, ganaba Julián Santero pero por haber entrado en la vuelta incorrecta, a la zona de boxes, al finalizar la final lo sancionaron y el que festejó fue Jonatan Castellano. En el 2021 otra vez dio que hablar. Ganó Valentín Aguirre que había perdido una vuelta. De eso se dieron cuenta una vez que el de Arrecifes había festejado con todas sus ganas. Más de dos horas después lo pusieron en el lugar que le correspondía y el ganador fue Gastón Mazzacane.

Además de todas estas situaciones que generan una cuota de desprolijidad también tenemos que remarcar la cantidad de autos que terminan dañados. Si bien es cierto que acá pasa por el comportamiento de los pilotos, cuando se los consulta a ellos de porqué se dan tantas maniobras friccionadas manifestaron que este tipo de carrera se presta para esto. También cuentan por lo bajo que si le dan a elegir no la pondrían en el calendario e irían por el camino tradicional del TC. Tres series y una final. El Desafío de Las Estrella se convirtió en una competencia complicada y eso la hace interesante. Pero al mismo tiempo, es más peligrosa para que todo salga a la perfección. Fotos: Guillermo Cejas