La Fórmula 2.0 Renault realizó la primera prueba con el Paddle Shift

El Aimar Motorsport fue el encargado de girar con el sistema de levas al volante en unos de sus autos de la categoría escuela.

El Aimar Motorsport  fue otro de los equipos de la Fórmula 2.0 Renault que volvió a pista, ya que realizó una prueba de dos días en el autódromo Oscar Cabalén de Alta Gracia, Córdoba. La escuadra cordobesa contó con Francisco Caló y Thomas Pozner como pilotos y en uno de sus autos integró el sistema paddle shift que la categoría usaría en el futuro.

La estructura radicada en General Baldissera fue la encargada de llevar a cabo los primeros kilómetros con la implementación de las levas al volante. El monoplaza de Calo fue el que tenía colocada esta innovación.

“La verdad que contento de haber arrancado nuevamente con la actividad después de varios meses de parate. Lo hicimos bajo todos los protocolos que indica el COE y así pudimos probar durante dos días con Francisco Caló y Thomas Pozner, quien vino a compartir el ensayo con nosotros. Cada uno estuvo con su auto y en el caso de Caló lo hizo con el sistema paddle shift”, manifestó Martín Aimar, uno de los responsables de la escudería, en dialogó con Carburando.

Y añadió: “Las levas al volante funcionaron muy bien, estamos muy contentos. Los chicos del Pro Racing han hecho un gran trabajo. En pista, se comportó muy bien y fuimos sacando pequeños detalles, logrando completar unas 60 vueltas sin ningún tipo de problemas. Los chicos se bajaron muy contentos del auto y el sistema es muy rápido. Ambos pilotos lo experimentaron y los dos monoplazas giraron con caja secuencial”.

Por su parte, el cordobés remarcó la importancia de contar con este avance tecnológico en la categoría escuela. “Los pilotos quedaron muy conformes, al igual que nosotros como equipo por haber podido regresar a pista. Estamos muy agradecidos a todos los aquellos que trabajan para empezar a innovar en la categoría y ojalá podamos implementarlo pronto, porque es un recurso novedoso para nuestro país, pero sabemos que en el mundo ya se usa. Esperemos poder ponerlo en práctica en la Fórmula 2.0 Renault y alinearnos con las demás escuadras para implementarlos cuanto antes”, aseguró.

Fuera de lo deportivo, el jefe de equipo comentó los detalles de cómo se llevó a cabo el test dentro de la nueva normalidad. “Obviamente que al momento de trabajar buscamos tener el distanciamiento adecuado. Tal vez la posibilidad de que haya pocos autos en pista, nos dio más tiempo para girar. Cuando los chicos se bajaban de los autos y analizábamos los datos, tratábamos de no tener tanta gente alrededor. Junto con el ingeniero evaluábamos la información y las cámaras para luego darles la devolución a los pilotos”, afirmó.

En el cierre, Aimar hizo hincapié en la necesidad de cumplir con todas las medidas solicitadas. “Se cumplieron los protocolos tal como estaba estipulado para tener la oportunidad de volver a correr. Mantuvimos las medidas de higiene, con reiterados lavados de manos durante el día y utilizando en todo momento alcohol en gel. Tratamos de hacer al pie de la letra lo que se nos pidió y también mantuvimos la distancia. Además, cuando teníamos que trabajar en el auto, el piloto se bajaba para evitar estar cerca al momento de hacer las tareas”, concluyó.