La historia del Rolls Royce de John Lennon

La historia del icónico auto, Rolls-Royce Phantom V, que en prinicipio fue negro y luego fue pintado de forma psicodélica.

John Lennon fue una de las personalides más reconocidas y talentosas del siglo XX. El músico, integrante de The Beatles, pasó por varias facetas dentro de la banda y la etapa psicodélica fue de las más revolucionarias. 
 
En esa época, el británico era dueño de un Rolls-Royce Phantom V, que en un principio fue negro y en 1967, previo a la salida del álbum Sgt.Pepper's Lonely Hearts Club Band, fue lookeado con varios colores. El integrante de Los Beatles transformó la parte trasera en una cama y le agregó un televisor, un teléfono y una heladera. 
 
 
Ese auto fue exhibido en la muestra “Los ocho Grandes Phantoms” de Rolls-Royce, que fue del 27 de julio hasta el 2 de agosto en Londres. 
 
 
 
 
El Phantom cambió su apariencia durante la grabación del disco en cuestión. Lennon le solicitó al constructor JP Fallon un lavado de imagen de su icónico vehículo y simulaba ser una extensión del concepto musical del álbum. "Es un diseño floral romaní, como se utiliza en las caravanas gitanas y barcazas del canal, con un símbolo del zodiaco en el techo", describieron en la compañía británica. 
 
En 1977 el multimillonario Jim Pattison lo donó al Royal British Columbia Museum, y lo prestó para celebrar las cinco décadas de historia del disco "Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band".