La japonesa que sorprendió al automovilismo europeo

Con sólo 14 años, Juju Noda hizo su estreno en la F4 danesa con una victoria, aunque tiene una particular historia detrás.

El 20 de junio de 2020 es una fecha que quedara grabada en la historia del automovilismo japonés como el nacimiento de una promesa dentro del deporte motor. Con sólo 14 años, Juju Noda debutó oficialmente en la F4 danesa y lo hizo en gran manera porque heredó la pole position, consiguió la vuelta rápida y se quedó con la victoria en la cita que se disputó en el circuito de Jyllands-Ringen.

Tras partir adelante, Noda controló los embates de Conrad Laursen y alcanzó el triunfo después de 15 vueltas, mientras que Mads Hoe completó el podio. Este resultado hizo ruido en Europa porque se convirtió en un verdadero acontecimiento debido a su una corta edad y que era su primera competencia dentro de un certamen que está bajo la órbita de la Federación Internacional del Automóvil (FIA).

Sin embargo, su historia de vida está estrechamente ligada a la actividad. Juju es hija de Hideki Noda, que corrió tres Grandes Premios de Fórmula 1 con el equipo Larrousse en 1994 y que fue tester de Simtek en 1995. Además, es el único nipón en haber corrido en la máxima categoría, la Indy Car y las 24 Horas de Le Mans.

A través de la Noda Racing Academy, la jovencita se subió por primera vez a un karting a los 3 años de edad y a los 5 comenzó a competir de lleno. El primer detalle llamativo de su carrera es que pego el salto a un auto de F4 en 2016 con 9 años. Por las restricciones etarias reinantes en Japón, no puede correr en certámenes oficiales y ante eso acumuló muchos kilómetros en pruebas privadas.

La preparación de Noda también se desarrolló arriba de un Dallara F312 de F3 y disputó del torneo de la Fórmula U17, un torneo amateur en el cual se consagró en 2018. Su circuito base fue el de Okayama, pero también logró girar en un test de la F4 Japonesa en Suzuka en 2017 y en noviembre de 2018 viajó a Sepang, Malasia para participar de un ensayo comunitario de la F4 del sudeste asiático.

Sin embargo, su edad se convirtió en un condicionante para poder continuar en Japón, ya que hasta los 16 no iba a poder participar de manera legal. Ante esta situación, la familia Noda tomó la determinación de que su hija se traslade a Dinamarca, donde el límite está enmarcado en los 13 años.

De esta manera, Juju se entrenó en su país hasta finales de 2019 y a principios de 2020 emigró a Europa. El pasado 2 de febrero cumplió los 14 y arrancó con una intensiva serie de ensayos en España e Italia. A bordo del Mygale M14-F4 que posteriormente iba a usar en suelo dinamarqués, trabajó en circuitos como los de Aragón, Barcelona, Calafat y Albacete, entre otros.

Con varios kilómetros encima, la joven piloto preparó su debut en la F4 danesa con un test el pasado miércoles en Jyllands-Ringen, escenario donde este sábado cristalizó un estreno inmejorable al quedarse con todo lo que estaba en juego.

Además, Noda puede arrebatarle un récord a Max Verstappen. El holandés hizo su primera carrera arriba de un F3 con 16 años, si la nipona debuta en dicha categoría a principios de 2022 entrará en la historia como la joven en participar de la divisional.

Cómo dato de color, Noda tiene como sponsor desde 2016 a la empresa Miki House. Esta firma se dedica a la producción de juguetes para niños pequeños, lo que es una analogía bastante particular dentro de la historia de la nueva estrella de la nación del “sol naciente”. Otro de sus patrocinadores es el Walter Wolf, quien con su equipo ganara el GP de Argentina de Fórmula 1 de 1977 de la mano de Jody Scheckter.

En un deporte donde las mujeres van ganando terreno lentamente, Juju quiere sumarse a la lista de jóvenes como Jamie Chadwick y Tatiana Calderón que apuntan a llevar al género femenino a la grilla de partida de la máxima categoría del automovilismo mundial.