Lancia Trevi Bimotore un auto con dos motores y tracción integral

Lancia Trevi Bimotore fue un prototipo diseñado por Giorgio Pianta en 1984 para correr en Rally. Un sedan de calle al cual le agregaron otro motor y tracción 4x4

Transcurría el año 1984, cuando la firma italiana Lancia decide buscar un reemplazo para el modelo 037 Stradale, un auto que había demostrado su buen rendimiento un año antes al conquistar el título de marcas del Campeonato del Mundo de Rally superando a autos de tracción integral como Audi y Peugeot.

Sus rivales hacían gala de una clara superioridad técnica, lo que supuso un impulso para que Lancia desarrollara un nuevo auto con tracción total.

Lancia le encomendó a Giorgio Pianta, piloto de carreras y de pruebas, este objetivo con un claro propósito, doblegar a sus rivales con un auto sorprendente.

Como máximo responsable del equipo Abarth, con el fin de que desarrollara un prototipo que sirviera como base para un auto de Rally con tracción 4×4,  Pianta trabajó un mes entero en la planta de Chivasso para materializar una idea poco convencional y compleja.

El nuevo protopripo equipaba dos motores y con la ansiada tracción en las cuatro ruedas que le habían exigido.

La base fue el Lancia Trevi Volumex, equipado con un motor de 2.0 litros turbo que ofrecía el par motor vital a bajas revoluciones que era necesario para ganar rally.

lancia trevi volumex

Este sedán de cuatro puertas  ya no contaba con asientos traseros, en cuyo lugar se instaló un bastidor auxiliar como el equipado en el tren delantero con un segundo motor idéntico al primero.

Cada motor desarrollaba una potencia de 135 hp a 5.800 rpm.

Todo el eje delantero, el motor, la caja y la suspensión se duplicaron en la parte trasera.

Las dos puertas posteriores se soldaron, añadiendo rigidez estructural, y sobre éstas se instalaron dos grandes entradas de aire que servían para refrigerar el motor ubicado en el centro.

trevi

El Trevi fue pintado de color rojo Montebello con una franja amarilla y azul  que hacía recordar a los colores de la ciudad italiana de Turín.

A pesar de esta compleja configuración, el Lancia Trevi Bimotore carecía de deportividad y espíritu competitivo.

Sin embargo, resultó ser un auto de pruebas muy bueno.

Los dos motores equipados en el Trevi Bimotore no estaban acoplados mecánicamente, aunque las cajas de cambios estaban conectadas para que pudieran ser gestionadas a través de una sola palanca y un solo pedal para accionar ambos embragues.

Lancia Bimotor

A su vez, los dos aceleradores estaban controlados por un sistema electrónico rudimentario que determinaba la cantidad de potencia que llegaba al eje trasero, reduciendo así el sobreviraje y consiguiendo salidas de curva más rápidas.

En el interior del prototipo de dos motores de Pianta se encontraba un cuadro de instrumentos que incluía dos cuentarrevoluciones, el segundo de los cuales reemplazó al velocímetro original, así como dos medidores centrales que indicaban la temperatura del agua y la presión de aceite de cada motor.

El tablero estaba inspirado en su diseño original, con algunos testigos modificados para que ambos motores pudieran mantenerse bajo control.

Para arrancarlo era necesario activar el encendido mediante la llave de manera tradicional y luego cada motor se arrancaba con un botón independiente ubicado en la consola central.

Aunque el Lancia Trevi Bimotore demostró ser rápido, era exesivamente pesado.

motor trasero trevi

Además, pese a los esfuerzos de Pianta para conseguir una buena gestión térmica del motor trasero a través de las cuatro entradas de aire, éste tendía a sobrecalentarse con facilidad.

Sin embargo, el prototipo con dos motores y tracción 4×4 sirvió para el desarrollo del sucesor del Lancia 037 Stradale, el Lancia Delta S4.

La ingeniería como el Lancia Trevi Bimotore hoy en día serían imposibles de realizar.

 La industria del automóvil por estos tiempos tienen soluciones eficientos para todo tipo de autos de competición.