Lancioni con saldo positivo en Brasil

Con el 4to. puesto obtenido en Curitiba, fue el piloto que más sumó entre los que pelean por el título en la R3 Cup brasileña.

Desde lo estrictamente matemático, para Emiliano Lancioni #125 fue un fin de semana más que positivo. Sin embargo, el  cordobés de Oliva no quedó conforme con su actuación en la 5ta. etapa del Superbike Brasil.

Las condiciones climáticas marcadas por fuertes precipitaciones en el estado de Paraná, fue el factor determinante en el desarrollo del quinto round del año. El autodromo Internacional de Curitiba tuvo suficiente capacidad para drenar la inmensa cantidad de hectolitros vertidos en el escenario curitibano. No obstante, la persistente lluvia entregó una pista absolutamente enjabonada. Las categorías R3 Cup y Super Sport fueron las más perjudicadas por las copiosa caída de agua. 

En ese contexto la final de la R3 Cup ganada por el argentino Leandro Bagnarelli del team Motonil Motors tuvo un desarrollo totalmente atípico. Gran parte de la prueba se llevó a cabo con procedimiento “Safety” con banderas amarillas que obligaban a los pilotos formar una fila india sin posibilidad de sobrepaso. Lancioni tuvo poco tiempo y pocas chances para terminar adelante y así lo explicó a carburando.com: “No volvemos conformes por el cierre pero las cosas no fluyeron naturalemente". "No me sentí cómodo con la moto, aún no encontramos la explicación". “La carrera fue muy extraña, casi no hubo Warm Up y una final con muchas caídas. Mis rivales “Gui” Brito líder del torneo,  entró un puesto detrás de mi y Enzo Valentín sufrió una caída. Así que descontamos 1 punto y estaríamos a 7 de la punta. La carrera igual quedó en suspenso por finalizar con bandera roja y de confirmarse los resultados, desde los números fue positivo”. “No estoy del todo conforme así que vamos con sed de revancha para Posadas”.

Por su parte su compañero en el team MG Bikes/AD78, Mauro Passarino #120, compartió el balance de su debut en el Superbike Brasil: “La idea era hacer un ritmo constante y tratar de lograr un podio. Después me fui soltando porque sentía que tenía ritmo y fui a luchar por la punta. Veníamos muy bien, lamentablemente pusieron bandera roja y en el relanzamiento se ve que perdí temperatura, las gomas se enfriaron un poco y la moto se patinó de atrás sola, no es que yo abrí gas ni nada”. “Sufrimos una caída cuando estábamos segundos, una pena pero eso nos demostró que estuvimos competitivos todo el fin de semana”.

 

La próxima cita del Superbike Brasil se llevará a cabo en el 22 de septiembre en el Autodromo mundialista de Goiania, capital del Estado de Goiás.