Le Mans: Pechito López en la antesala de una carrera histórica

El argentino llega a la definición del Mundial de Resistencia en Le Mans. A 65 años del triunfo de José Froilán González, ¿por qué no soñar con la gloria?

INFORME.- Este fin de semana se correrá una de las carreras más importantes del año del automovilismo mundial y tendrá a un piloto argentino como principal protagonista. La edición 2019 de Las 24 horas de Le Mans es la competencia de larga duración emblemática y con más historia, y para la cual las grandes marcas, pilotos y equipos están todo un año preparándose.
Para Argentina será una fecha especial ya que José María López definirá el Campeonato Mundial de Resistencia (WEC) con un Toyota híbrido y además tiene chances concretas de ganar la prueba después de 65 años, cuando José Forilán González se impuso en 1954.
El año pasado el auto que compartió el argentino fue gran protagonista de Las 24 horas y este año tendrá nuevamente como gran rival al otro Toyota híbrido cuya tripulación encabezará el múltiple campeón Fernando Alonso (ganador en la edición del año anterior).
Será un doble desafío para López: la pelea por la carrera para devolverle a la Argentina un triunfo histórico y la disputa por un nuevo campeonato Mundial que se agregaría a los tres conseguidos en el WTCC con Citroën anteriormente.
 
LA CARRERA
 
Los ensayos de hace diez días en Le Mans mostraron lo que ya todos saben acerca del potencial de los Toyota que han ganado el campeonato de marcas con anticipación. El número 8 con un muy bien tiempo del suizo Sebastián Buemi fue el mejor junto con Fernando Alonso y el japonés Kazuki Nakajima, prevaleciendo por 8/10 sobre el auto 7 de López (quien fue el mejor durante gran parte de los ensayos por la mañana), Mike Conway y Kamui Kobayashi. Los dos Toyota estuvieron casi en el mismo nivel y estarán con un mínimo lastre respecto de sus rivales de la categoría mayor LMP1 con motores convencionales.
En una competencia como la de Le Mans todo puede ocurrir y el nivel de los dos Toyota dejó a las dos tripulaciones con las mismas posibilidades de ganar este fin de semana. Con el 7º lugar final el auto de Alonso, Nakajima y Buemi sería nuevamente campeón, por lo que no necesitan la victoria. Un triunfo del auto de López, Kobayashi y Conway sería un doblete soñado entre campeonato y carrera para la marca japonesa...
 
EL PODIO DE 2018
 
José María López, compartió la conducción del Toyota TS050 HYBRID oficial con el inglés Mike Conway y el nipón Kamui Kobayashi, y terminó segundo en la edición 2018 de las 24 Horas de Le Mans, la mítica prueba que forma parte del calendario del FIA WEC.
El trío López, Conway y Kobayashi completó el doblete de Toyota, que ganó por primera vez esta prueba de la mano del español Fernando Alonso, el suizo Sébastien Buemi y el japonés Kazuki Nakajima. Los autos japoneses fueron grandes dominadores de la prueba al punto que el suizo Mathias Beche, el estadounidense Gustavo Menezes y el francés Thomas Laurent, quienes compartieron un Rebellion R13-Gibson del Rebellion Racing, llegaron a 12 vueltas de los líderes.
Gracias al segundo lugar, López se convirtió en el segundo piloto argentino que sube al podio en Le Mans y comparte el honor con José Froilán González, que ganó en 1954 (hace 65 años); y Oscar Larrauri, también segundo en 1986.
Froilán González ganador en Le Mans
 
EL CAMPEONATO
 
Le Mans será el cierre del campeonato Mundial de Resistencia 2018/2019 y tiene a los tres pilotos del Toyota 8 como líderes con 160 puntos cada uno. Luego aparecen los tres del auto 7 con Pechito López entre ellos con 129 unidades. Posteriormente se ubican Gustavo Menezes y Thomas Laurent con 99 ya sin chances.
El auto ganador de la carrera sumará 38 puntos más uno por la Pole Position para cada uno de sus pilotos, por lo que habrá un máximo de 39 en disputa con una diferencia entre los lìderes y sus escoltas de 31. Con el 7º lugar el auto nùmero 8 será campeón con sus tres pilotos. Para que se consagre el auto nùmero 7 deberà hacer la Pole, ganar la carrera y que su rival del mismo equipo llegue 8º o abandone (largan 8 en la categoría mayor).
 
En la cuenta regresiva para la carrera histórica, el automovilismo argentino está muy cerca de concretar uno de sus más importantes logros de los últimos años.