Leclerc ganó en la casa de Ferrari y festejó con los tifosi

Charles Leclerc logró su segunda victoria consecutiva en la F1. Ganó en Monza y festejó con los tifosi de Ferrari. Podio de Bottas y Hamilton.

Charles Leclerc vive su gran semana en la Fórmula 1. El domingo pasado había logrado su primera victoria en la máxima categoría y siete días después, logró su segunda victoria consecutiva, provocando el delirio de los tifosi en la Catedral de la Velocidad, en Monza, donde Ferrari vivió en su casa el gran festejo del año.

Atrás quedó una temporada oscura, si se quiere, ya que recién en Spa-Francorchamps Ferrari había logrado su primer triunfo del año, y ahora como local provocó el gran festejo de su gente, seguramente inolvidabe para el joven piloto monegasco, de apenas 21 años.

La última victoria de Ferrari en Monza fue de la mano de Fernando Alonso, en 2010. Y la última vez que un piloto logró sus dos primeras victorias consecutivas fue con Lewis Hamilton, en 2007, con los éxitos en Canadá y en los Estados Unidos, con McLaren.

El podio lo completaron los pilotos de Mercedes, con el segundo puesto de Valtteri Bottas y el tercero de Lewis Hamilton, que venía de lograr 4 triunfos (2014, 2015, 2017 y 2018) en los últimos 5 años en Monza (salvo Nico Rosberg en 2016).

Con la expectativa que generaba Ferrari en la pole position ante los tifosi, la largada fue limpia, casi sin incidentes. Leclerc se defendió muy bien ante un mejor movimiento de Hamilton, que se mantuvo en el segundo lugar, delante de Valtteri Bottas.

Nico Hulkenberg (Renault) superó a Sebastian Vettel, aunque le piloto de Ferrari recuperó rápidamente el cuarto puesto. Verstappen sufrió un roce en la largada, por lo que entró en los pits ya en la primera vuelta para cambiar la trompa.

El fondo, las miradas estaban puestas en el joven Max Verstappen, que largó desde el fondo, aunque tuvo un incidente, se rozó y debió ingresar en los pits para cambiar la trompa.

No todo era ilusión plena para los hinchas de Ferrari. Vettel padeció situaciones incómodas producto de errores propios. En el 7° giro, el alemán se despistó en una chicana, y al ingresar en la pista rozó el auto de Lance Stroll, que a su vez al volver también al asfalto motivó el despiste de Pierre Gasly. Por esta situación, Vettel fue sancionado con 10 segundos en los pits, por lo que cayó al 18° lugar, aunque Stroll fue advertido.

 

Adelante Leclerc no perdía la punta. Su detención en los boxes fue para poner neumáticos duros, frente a los intermedios de Hamilton, que mantenía el segundo lugar. Justamente en la vuelta 24 ambos protagonizaron un incidente, cuando Hamilton se puso a la par de la Ferrari, pero en la lucha por la vanguardia el Mercedes se fue de pista, aunque volvió de inmediato.

La presión de Hamilton tuvo su efecto en la vuelta 36, cuando Leclerc se pasó en la chicana. Pese al error, el monegasco se defendió y mantuvo el puesto. Pero Hamilton no es imbatible. Y el inglés cometió su error también, en el giro 42, se pasó en la chicana y perdió el segundo puesto, a manos de su compañero Bottas.

A partir de allí, la amenaza para Ferrari fue Bottas, que mantenía el ritmo de tránsito que el de Leclerc. Más retrasado quedó Hamilton desde el tercer puesto, a 6 segundos de su compañero en Mercedes. Sin embargo, a dos giros del final, Bottas se pasó también en la chicana y allí desperdició la última chance que tenía para el equipo alemán.

 

Con estos resultados, Hamilton sigue cómodo en la vanguardia del campeonato, con 284 puntos, seguido por Bottas, con 221. El tercer puesto es de Verstappen, con 185, y Leclerc, con 182.

La próxima fecha será el Gran Premio de Singapur, el 22 de septiembre.