Lorenzo con un pie y medio afuera

La imposibilidad de conseguir resultados con una moto que jamás fue concebida para él, los vestigios de una lesión que pudo ser gravísima y la incomodidad de encontrarse en un equipo que le da la espalda, anticiparían una posible salida del HRC.

El operativo desgaste está cumpliendo una nueva etapa, casi llegando a la fase terminal. A Jorge Lorenzo dentro del Team Repsol Honda, casi todos le soltaron la mano desde su affaire con Ducati. El quíntuple campeón mundial tendría las horas contadas dentro de la estructura deportiva de Honda.

Sacan turno para atenderlo. Ahora le tocó el privilegio al director deportivo del equipo satélite, Lucio Cecchinello que no dudó en disparar una lluvia de misiles dirigidos contra el mallorquín al declarar: “Existe una degradación en la relación entre Jorge y el equipo, pero esto es normal porque ver a un 5 veces campeón del mundo acabar el último a un minuto y seis segundos... creo que es algo deprimente para él, para su imagen".

Luego sentenció: "Va a esperar a ver cómo es el prototipo 2020, después creo que, o seguirá, o antes de empezar la temporada dirá 'Mira, no me hago a esta moto, dejo de correr'.

Ni su compañero, Marc Márquez que ya lo cuestionó en pleno circuito, ni su Director Deportivo Alberto Puig desean la continuidad de Jorge Lorenzo. Solo una mano lo sostiene, el mandamás de Honda Racing Corporation (HRC), Yoshishige Nomura quien se desespera por darle una buena moto en 2020.

La llegada de Johann Zarco a las filas de Honda suma más incertidumbre respecto de su continuidad. Todo depende del Test post Valencia con la nueva RC213V. Si no hay feeling, Jorge Lorenzo diría adiós.

 

 

Foto: Motogp.com