Los Bessone, una familia neta de automovilismo

Ernesto y Figgo Bessone pasaron por Agenda Carburando y contaron lo que fue compartir pista en la sexta fecha de la Fiat Competizione

El automovilismo es una pasión que se transmite de generación en generación. Ya sea entre fanáticos o pilotos, la posta del gusto por los “fierros” se traspasa dentro del seno familiar. Para tratar este tema en particular, Ernesto y Figgo Bessone charlaron con Christian González Rouco y Mauricio Mansilla en Agenda Carburando.

Bessone es un apellido con muchísima historia dentro del deporte motor nacional. Tal vez “Tito” sea el protagonista más encumbrado de la familia debido a todos sus logros en las principales categorías del país. Sin embargo, el idilio comienza con Ernesto Celestino (I), quien le sembró la semilla de la pasión a Ernesto (II).

La carrera de quien ostenta títulos en las divisionales más importante de Argentina fue exitosa y también le permitió compartir pista con sus dos hijos mayores Ernesto (III) y Juan Pablo. Sin embargo, en la sexta fecha de la Fiat Competizione se produjo un hecho inédito, ya que pudo correr junto a Figgo, el más chico de sus primogénitos.

Bessone recibió una invitación de la monomarca y decidió salir del retiro para poder acelerar junto al joven que hoy se desempeña en la Clase 1 del Turismo Pista. En la larga entrevista, los dos relataron lo que fue la experiencia que vivieron en el autódromo de Buenos Aires.