Los hermanos Márquez, sean unidos

El Gran Premio de Valencia de MotoGP pasó a un segundo plano. El paddock de la cita española es una hoguera de especulaciones. Un GP monotemático, no importa quien gane en la última del año, solo quién el de resolver el enigma de quién será el compañero de Marc Márquez en el HRC en 2020.

Tras el anuncio del retiro de Jorge Lorenzo, todos los interrogantes apuntan a quien ocupará la plaza que dejó libre el mallorquín. Lo único seguro es que el team Repsol Honda dará la confirmación mañana luego de la finalización del GP de la Comunidad Valenciana.

Descartado Carl Crutchlow, la injusticia se hará carne ya que el britanico era el piloto que debiera seguir en la línea de sucesión en el sillín oficial, luego de una performance destacada en el equipo sátelite LCR Honda. Esta decisión haría precipitar el alejamiento y posible retiro del ex futbolista, a fin de 2020.

Por su parte,  Johann Zarco, que aparecía como candidato a ser compañero de Márquez,  ha pegado un giro y está haciendo trabajar horas extras a su nuevo representante, Claude Michy, quien ya tendría casí asegurada para su compatriota una plaza en el Reale Avintía con una Ducati con toda la música y mismos parámetros que las oficiales. 

El escenario está planteado así. Marc Márquez y su Director Deportivo, Alberto Puig quieren a Alex en el equipo. Desde Honda Motor Company, el objetivo es volver a posicionar a un piloto japonés con una moto oficial. Takaaki Nakagami ha demostrado buenas actuaciones en sus dos temporadas en la categoría reina y cuenta con el apoyo de fabrica. 

Todo se define en horas y la pulseada la terminaría definiendo la organizadora Dorna Sports donde Alex Márquez contaría con la venia del mandamás Carmelo Ezpeleta. 

 

 

Foto: Motogp.com