Masticó bronca, largó último y terminó segundo

Ramiro Gandola tuvo que partir desde el fondo por una sanción que le impusieron en la carrera pasada y llegó en el podio.

Posadas tuvo muchas sensaciones para Ramiro Gandola. Es que llegó sabiendo que largaría último -incluso detrás del Superstock 1000- por la sanción que le impuso CAMOD por un toque en la largada de Concordia con Luciano Ribodino.

Gandola cumplió la penalización y llegó segundo, dando espectáculo en cada curva, sin embargo, la semana previa la vivió con muchos nervios, tal como comentó: “Desde que me informaron la sanción fueron días de mucha bronca, sentían que arreglaban todo en el escritorio y la verdad que hubo maniobras peores y no se hicieron nada. Hable hasta ultimo momento para poder largar por lo menos último en mi categoría”

“El sábado después de clasificar tercero, dije que sea lo que dios quiera. El domingo pensé en ir a todo o nada. Fue una de mis mejores carreras, porque con el nivel que tiene el Superbike Argentino hacer lo que hice es muy difícil. La verdad que muy difícil, con un equipo propio, muy humilde porque no tenemos un presupuesto grande y con mi familia apoyando, fue único”, sostuvo el chaqueño.

Con respecto a la maniobra con Ribodino, Gandola dijo: “Cuando termino la carrera y vi que ganó Luciano, dije voy a olvidarme de lo que pasó y la verdad que perdoné, no tengo bronca, ni rencor, cuando termino, bajamos en el podio, le dije que lo felicitaba y el me dijo que no podía creer lo que hice”.

“Estamos para ganar, falta trabajar en las largadas, en esta carrera fue la última que largamos bien. Ritmo tenemos, la moto la encontramos, arranque con moto nueva y marca nueva, fue difícil, pero fuimos protagonistas del inicio”, finalizó Gandola.

 

Foto: RXP