McLaren rinde homenaje a su primera victoria en Fórmula 1

Ha bautizado tres unidades del 720S como Spa 68, escenario del primer triunfo de McLaren como equipo de Fórmula 1 y última victoria de Bruce McLaren.

Nuevo homenaje de McLaren concretado en un auto especial. El fabricante británico ha bautizado tres unidades del 720S con el nombre de Spa 68, escenario del primer triunfo de McLaren como equipo de Fórmula 1 y última victoria de Bruce McLaren.

El Departamento de Operaciones Especiales de McLaren es uno de los talleres con más trabajo durante los últimos meses. Primero presentó la labor de los dos últimos años en la producción de un McLaren F1 GTR con los colores del McLaren MP4/4 que empleó Ayrton Senna en la temporada de Fórmula 1 de 1988, año en el que obtendría el primero de sus tres títulos en la categoría. Ahora es el turno para el 720S, un deportivo que contará a partir de ahora con una serie limitada en honor a la primera victoria del equipo precisamente en un Gran Premio.

Bautizado como McLaren 720S Spa 68, conmemora el triunfo obtenido por la firma británica en el Gran Premio de Bélgica de la temporada de Fórmula 1 de 1968. En aquella ocasión, el monoplaza manejado por Bruce McLaren lucía este mismo color que se ha elegido para la carrocería, tratándose además de la cuarta y última victoria del piloto neozelandés que fundó la compañía.

Sería el primer triunfo de muchos para una McLaren que consiguió ocho títulos de constructores y 12 de pilotos hasta que con la llegada de la era híbrida al Mundial el rendimiento competitivo de la escudería haya caído, con una ligera recuperación en 2018, temporada en la que el equipo ha alcanzado el sexto puesto en la general de equipos gracias en gran parte a la decisión de sus anteriores propietarios de vender Force India a Lawrence Stroll y su grupo de inversión.

De esta forma, el McLaren 720S lucirá este denominado como 'Anniversary Orange' en su carrocería, replicando el naranja que lucía en aquel mes de junio de 1968 el M7A F1 de Bruce y recordándonos al que fuera fue presentado recientemente la versión GT3 de este mismo modelo de producción. Esto se encuentra complementado con el “layout” o silueta del Circuito de Spa (la configuración clásica) que se dibuja justo por delante de los pasaruedas posteriores y en el apoyacabezas de los asientos. Cincuenta años después, esta serie especial nace con la proyección de ensamblar tres unidades, dos de ellas adjudicadas ya a sus respectivos compradores.