''Me parece que vamos pagar cara la desunión en el automovilismo''

Javier Ciabattari fue contundente al decir que la división de la activdad es el principal problema hoy en día.

Javier Ciabattari participó en Carburando en Casa y habló sobre la actualidad del automovilismo nacional. El reconocido ingeniero se refirió a la complicada situación que vive la actividad y dejó claro que el principal problema del deporte motor vernáculo es la desunión que existe entre las categorías.

Al ser consultado sobre la vuelta a la pistas, Ciabattari nombró el mes de septiembre y marcó el regreso de la vuelos de cabotaje como referencia para tener en cuenta. “Desde mi punto de vista, no veo que antes septiembre se puedan realizar carreras. En las todas las discusiones que hemos tenido con la gente de Auto Sports e incluso con los colegas, yo desde el primer día me imagine que podemos llegar a volver a la actividad cuando vuelen los aviones. Cuando las aerolíneas empiecen a interconectar el país, va a ser un momento en el que todos nosotros vamos a poder viajar entre las provincias, eso aparentemente va a ser en septiembre. No digo que esto vaya a ocurrir, pero creo que ese sería un buen horizonte”, manifestó.

En la misma línea, puso como ejemplo las principales divisionales internacionales. “Estamos en un momento complejo, recién la Fórmula 1 vamos a comenzar ahora con cierto protocolo, lo mismo está luchando el Rally Mundial para retomar, se cancelaron varios campeonatos. El automovilismo va a pasar un momento de crisis bastante duro, dado que es un espectáculo público. Y en este tipo de problemas que tenemos durante la pandemia, son los últimos que van a venir”, explicó.

Por otro lado, el titular del FDC Motor Sports señaló que el retorno será singular. “Sin público, con poca gente, va a ser una situación rara hasta que aparezca una vacuna. Cuando este el remedio, despacio vamos a volver a la vida normal con todo los miedos y preocupaciones que la sociedad tiene. Creo que hemos sido bastante responsables en Argentina, donde se cumplió una cuarentena muy larga y gracias a Dios no tenemos situaciones como las que tuvieron Italia, España, Estados Unidos, Brasil y Chile. Ojala que podamos soportar un poco más y no llegar al número de ellos”, expresó.

Además, hizo hincapié en la necesidad de hacer visible la actualidad que vive el sector. “Deberíamos haber empezado mucho antes, pero hay que comenzar a explicarle a las autoridades, nacionales, provinciales y a los entes que lo requieran que esta actividad está pasando por un momento complicado, parecido a los actores, a los hoteles y los restaurantes. Es fundamental hacerles saber que el deporte motor está pasando por una actualidad difícil”, puntualizó.

Mirando hacia el futuro, el oriundo de Wheelwright destacó la falta de trabajo en conjunto dentro del automovilismo. “No sé cuánto va a costar, que automovilismo vamos a tener, cuantas categorías se van a mantener y cuantos equipos van a continuar porque depende de cuando empecemos, va a ser cuanto podamos resistir. No veo ninguna acción en conjunto del automovilismo en general para explicar a quienes hoy nos comandan que vamos a pasar una crisis muy fuerte”, afirmó.

Y agregó: “Hoy nosotros estamos en una situación normal porque hemos recibido toda la ayuda del Estado, pero el punto es que el deporte motor volvería un par de meses más tarde que otras actividades. Lo que hay que lograr es que el Gobierno nos siga ayudando esos meses posteriores para mantener la fuente de trabajo y todos los equipos en pie para que cuando se prenda el semáforo estén todos en la pista”.

 


En torno a los costos de hoy en día, Ciabattari comentó lo siguiente: “Muchas cosas no dependen de nosotros. Para achicar los costos, hay que empezar a reducir los precios de los motores, de los neumáticos y de un montón de cosas. Hay que hacer un trabajo en conjunto para poder bajar los gastos y además ver cómo lograr una financiación posterior a la pandemia”.

Al momento de hablar de la problemática actual de la especialidad, el profesional radicado en Córdoba fue claro al apuntar sus cañones a la división que existe entre las categorías. “El problema más grande que tiene el automovilismo es la división que hay actualmente. Sufre una división muy fuerte partiendo desde la pantalla donde se transmite, a la competencia entre categorías y a la desunión que hay en todo el conjunto del deporte motor. Las pymes que tenemos los equipos de carreras no tenemos una cámara o una asociación que nos represente, lo mismo les pasa a los pilotos, ellos están solos. Tienen una licencia de un fiscalizador, pero eso es una cosa y los pilotos son otra”, aseveró.

“Están los promotores de las categorías por un lado, los equipos por otro, son las patas que van conformando la actividad, que en sí se han separado las categorías y hay una guerra constante entre una y otra. En esta situación, eso se va a pagar caro. Creo que debería haber una mirada menos egoísta y se habría que enfocarse más a futuro, organizarnos de una forma totalmente distintas”, se explayó.

Por último, Ciabattari dejó claro que la falta de unidad puede ser un pecado mortal en medio de esta situación. “El automovilismo de hoy se hace con empresas chicas o medianas que cada una tiene 20 empleados fijos y tal vez diez contratados. No es una actividad menor, genera un gran impacto económico, pero estamos totalmente desunidos, cada uno haciendo la suya, creo que el sistema nos llevó a eso, pero no hay unión. Desde mi punto de vista, eso lo vamos a pagar caro”, cerró.