Michael Schumacher cumple 51 años y su salud es un misterio

El siete veces campeón mundial de la Fórmula 1 cumple hoy 51 años, mientras se mantiene el hermetismo sobre su salud tras el accidente de hace seis años.

El alemán Michael Schumacher, leyenda de la Fórmula 1, cumple hoy viernes 51 años de edad y poco o nada se conoce sobre su estado de salud, tras un grave accidente sufrido hace poco más de seis años.

El siete veces campeón de la categoría continúa aferrado a la vida después del accidente padecido el 29 de diciembre de 2013, mientras practicaba esquí en los Alpes franceses y le provocó fuertes daños cerebrales y obligó al coma inducido.

Mientras el estado de salud del súpercampeón se mantiene en vilo, al cumplir 51 años de edad sigue siendo el máximo ganador de la F1 con siete títulos y 91 victorias. El 25 de noviembre de 2012 cumplió con su último Gran Premio en Brasil siendo integrante del equipo Mercedes Benz, que en la actualidad domina la F1 con el británico Lewis Hamilton, quien está al acecho de los récords del propio Schumacher. 

Un 29 de diciembre de 2013, hace seis años, Michael Schumacher sufrió el accidente de esquí que cambió su vida para siempre. Su caída en Meribel, Francia, le provocó un fuerte traumatismo en la cabeza por el que fue operado en dos ocasiones. Permaneció en estado crítico y coma inducido durante meses y necesitó 254 días para dejar el hospital rumbo a su casa de Lausana, Suiza. A partir de entonces, el silencio. El Kaiser siempre quiso que su vida privada fuese precisamente eso, privada, así que la familia Schumacher cerró las puertas para dirigir todas sus fuerzas hacia la recuperación del siete veces campeón de Fórmula 1.

Durante 2019, no obstante, ha habido novedades: ha visitado en diversas ocasiones el Hospital George Pompidou de París, tal como publicó en el invierno pasado 'Le Parisien', desplazándose desde su vivienda para someterse a un tratamiento experimental con células madre que dirige el cirujano Philippe Menasché. Según el testimonio de una enfermera a ese mismo periódico, “está consciente”. Aunque sin comunicados oficiales en cinco años, el estado de salud de Schumacher, permanece como el secreto mejor guardado. 

Fuera de su familia cercana, son muy pocos quienes le han visitado en este tiempo, algunos del mundo del motor. Uno de ellos, Jean Todt (presidente de la FIA y ex jefe de Ferrari), dijo este año que había visto con él una carrera de F1 por televisión y que "está en casa, en las mejores manos".

Mientras todo lo que concierne al expiloto permanece guardado bajo llave, el clan Schumacher vuelve a estar muy presente en el paddock de la Fórmula 1 para acompañar Mick Schumacher, el hijo menor de Michael. Sabine Kehm, histórica mánager y jefa de prensa del campeón de Hermuelheim, se ha hecho cargo personalmente de la carrera del joven Mick, de 20 años, y su madre, Corinna, también suele acudir a los circuitos en los fines de semana de carreras. De hecho, siguió desde el mismo garaje el primer test oficial del alemán con un F1, en Bahréin a los mandos del Ferrari SF90 y bajo la supervisión de los jefes de Maranello.