NASCAR volvió, y ¿por qué no lo imitamos?

El automovilismo volvió a las pistas con la serie Nascar que lo hizo de una manera muy especial, algo que tranquilamente podría imitarse en Argentina

Nascar volvió a la actividad en las pistas por primera vez desde marzo, cuando se detuvo por la pandemia del covid-19.

Su regreso se produjo con total normalidad, sin público y bajo un estricto protocolo de seguridad, que bien podría aplicarse en nuestro país.

La serie americana ha sido la segunda competición en volver a la acción en medio de la pandemia tras la Bundesliga alemana.

La carrera en Darlington Raceway se desarrolló sin público y con controles de temperatura a la entrada del circuito, con  celebraciones contenidas, con expresiones de alegría escondidas tras las mascarillas, y entrevistas con la debida distancia de seguridad. 

Nascar TV

Durante el fin de semana, los organizadores controlaron la temperatura de todo el que ha entrado en la pista. El circuito se adecuó para que los equipos pudieran estar más distanciados los unos de los otros. Además, sólo se ha permitido entrar a 16 personas por conjunto. Guantes y tapabocas son obligatorios a la entrada.
 
Control Nascar

Este primer evento, en el que ganó Kevin Harvick, se ha celebrado sin aficionados.

Además, cada persona que entró al circuito debió anotar en un registro todas las personas con las que tuvo contacto para saber a qué personas aislar en caso de que haya un positivo en covid-19.

Al contrario que otros deportes en los que sus ingresos sí que dependen más de la asistencia de público, en el automovilismo lo más importante son los contratos televisivos, así que se podrá seguir sin tener que esperar a que haya una vacuna cotra el coronavirus.

Con esta prueba que han realizado los americanos queda demostrado que tranquilamente se podría hacer lo mismo en nuestro país con las carreras de autos ya que son una importamte fuenete de ingresos para muchas familias que viven del automovilismo y que hoy están en probemas.