“No me llamó ningún dirigente del automovilismo”

Rafael Morgenstern, el piloto devenido en ministro de Deportes de Misiones, habló con Carburando sobre la reactivación de la actividad.

Rafael Morgenstern, el piloto de Oberá que está a cargo del Ministerio de Deportes de Misiones, puso en marcha a través de su gestión la actividad de las distintas disciplinas en su provincia, y en una entrevista con Carburando, anoche, por TyC Sports contó los detalles de cómo instrumentó la apertura, habló de su estrecha relación con el ministro de Turismo y Deportes de la Nación, Matías Lammens, y aseguró que a pesar de su influencia como funcionario e integrante de la “familia” del automovilismo, ningún dirigente de las carreras lo contactó.

 

-Carburando: Rafa, ¿cuál fue el criterio para reanudar las actividades deportivas en Misiones?

-Rafael Morgenstern: La idea clara nuestra fue activar todo junto. Mi pensamiento fue no generar una situación de enfrentamiento entre un deporte y otro, mas allá que algunas disciplinas son mas seguras para practicar. Con ciertos protocolos y cuidados se puede hacer todo y volver. Así que abrimos todo hace 15 días. La base estuvo fundamentada en reactivar la industria del deporte en la provincia, más allá del deporte como entretenimiento, para que puedan retomar la fuente de trabajo los profesores, los establecimientos que pagan sumas muy elevadas por los alquileres… hay mucha economía que se mueve detrás del deporte y teníamos que defender el plato de comida de los trabajadores del deporte.

-C: ¿Cómo instrumentaron los protocolos?

-RM: La base fue el cuidado de los contactos y hacerlo por turnos en los clubes que tienen varias disciplinas, por un lado para evitar la aglomeración de la gente y por otro lado para tener un registro de los deportistas, para hacer un seguimiento preciso y poder detectar y asistir a alguien que pudiera dar positivo de COVID-19, y así saber con quien estuvo. Dimos las garantías y armamos un plan que ha convencido para que nos permitieran abrir.

-C: ¿Cuáles son las limitaciones?

-RM: Los deportes individuales fueron los más sencillos de reactivar. Para los grupales solamente habilitamos el entrenamiento físico y técnico, con el atleta de manera individual. La vía pública no está abierta para el entrenamiento, solo en establecimientos. Hay que empezar por el comienzo y en el automovilismo nosotros arrancamos con las pruebas.

-C: ¿Cuál es tu relación con Matías Lammens?

-RM: Con el ministro Matías Lammens tengo una excelente relación y estamos en contacto permanentemente por mi gestión, pero no por el automovilismo. En la gestión anterior, Carlos Javier McAllister me consultó por el automovilismo y hablábamos de todo. Pero con Lammens todavía no hemos tenido mucho tiempo para hablar del tema, porque recién arrancó su gestión y se encontró con esta situación anormal. Pero estoy dispuesto a colaborar en lo que se necesite. Conozco las dos caras, hoy me toca ser funcionario y también conozco cómo funciona el automovilismo y puedo aportar con la humildad de mi opinión.

-C: ¿Tuviste algún contacto con la dirigencia del automovilismo?

-RM: No me llamó ningún dirigente del automovilismo.

-C: ¿Los representantes de cada disciplina ya tuvieron la reunión con el ministro Lammens? ¿El automovilismo ya tuvo su encuentro?

-RM: El ministro tiene a su cargo una Secretaría que conduce Inés Arrondo (ex Leona). Y ella tuvo contactos con muchas disciplinas, pero no me consta si se juntó con los del automovilismo.

-C: ¿Cómo ves el trabajo de la dirigencia del automovilismo argentino ante esta situación?

-RM: El ACA tendría que gestionar y conducir los destinos del automovilismo, que es la que tiene el aval de la FIA. Son ellos los que tendrían que mostrar lo que se viene haciendo. Yo por el momento no vi nada, pero estoy abocado a otras tareas que me mantienen ocupado. Si lo están haciendo, pido disculpas, pero no lo vi.

-C: Si te pidieran una opinión, ¿Qué aportarías?

-RM: Mi opinión es que hay que ir dando pequeños pasos. Abrir las pistas para las pruebas. Hoy es muy difícil por la situación del Gran Buenos Aires, en pensar en una apertura. Pero sí se pueden dar pasos en el interior del país, como hicimos aquí en Misiones. Esa es la tarea del dirigente: gestionar, gestionar, gestionar… Todo el día. Espero que los dirigentes del automovilismo lo estén haciendo.

-C: ¿Será difícil instrumentar el regreso del automovilismo?

-RM: Cada provincia tiene una realidad distinta. Pero depende de lo que se pretenda. Si la idea es tener competencias, primero hay que empezar con las pruebas y después si se quiere correr a nivel nacional hay que pensar cómo hacer para entrar a cada provincia. Se le puede encontrar la vuelta si alguien la busca, sino se busca no se va a poder arrancar. Tiene que ser equitativo para todos, no que algunos se puedan mover y otros no.

-C: ¿Cuándo creés que podrían retornar el automovilismo?

-RM: Es irresponsable decir una fecha probable de regreso del automovilismo. Lo que sí está claro es que el automovilismo es una disciplina privada, a diferencia de otras que se practican a través de clubes que de alguna manera reciben ayuda de los gobiernos. Así que habrá que estar atentos, ya son muchos días sin actividad y me preocupa porque tengo muchos amigos del automovilismo que no vislumbran un futuro. Pero para eso están los dirigentes y para estos momentos es clave tener gente que se mueva bien. No va a ser fácil, lo veo difícil… Todavía no se tocó fondo y se vienen días mucho más complejos. Espero que esto sirva para construir algo mejor para el futuro.


Entrevista completa: