Otras

Padres e hijos en el automovilismo argentino

El deporte motor en la Argentina trasciende de generación en generación. Y no solo entre los fanáticos, sino también entre familiares. 

Padres e hijos en el automovilismo argentino
Padres e hijos en el automovilismo argentino

La pasión no se puede describir ni explicar, es un sentimiento que solo lo pueden entender aquellos que comparten esa misma pasión. En algunos casos se descubre de grande por casualidad, y en otros está arraigada en una persona desde que nació, producto de una causalidad directa.

En el caso del automovilismo, los hijos de pilotos ya tienen un destino marcado. Acostumbrados a los talleres y al ruido de los motores desde que tienen memoria, muchos de ellos deciden seguir el camino de sus padres.

Sin embargo, la pasión no siempre es sinónimo de virtud, y es por esto que es llamativo cuando un mismo apellido se repite dentro del automovilismo.  Y estos son algunos de los tantos ejemplos que hay. 

 

Luis Rubén, Marcos, José Luis, Patricio, Luis José y Stéfano Di Palma

La familia Di Palma es un clan en el automovilismo argentino, con padres, hermanos, hijos y nietos pilotos, que sigue en pie tras más de cinco décadas.

Luis Rubén fue quien forjó la dinastía. El “Loco” consiguió ocho títulos en cinco categorías diferentes: TC (1970 y 1971), Sport Prototipos (1971 y 1972), Fórmula 1 Mecánica Argentina (1974 y 1978), TC 2000 (1983) y Supercart (1993).

Sin embargo, no solo fue un ganador en el automovilismo, sino que también fue un impulsor, ya que en diciembre de 1990 fue el primero en correr con un equipo de GNC.

En el caso de sus hijos, José Luis desarrolló su carrera en el exterior, y fue campeón de la Fórmula 2 Británica en 1994, y Patricio conquistó el Turismo Nacional en 2005 y al año siguiente terminó en el segundo lugar en el Turismo Carretera. Por su parte, el menor del “clan”, Marcos, debutó en el Turismo Carretera en 1995 y participó de 201 carreras, con 11 victorias. 

Además, la tercera generación de los Di Palma llegó con los hijos de José Luis. "Josito" está 21° en esta temporada en el Turismo Carretera, y en su historial acumula 162 carreras y ocho victorias en finales. Por último, el menor de la familia, Stéfano, compite en el Top Race V6 para el equipo Octanos. 

Oscar y Diego Aventín

Oscar tuvo una exitosa carrera como piloto previo a ocupar el cargo de presidente de la Asociación Corredores de Turismo Carretera (ACTC) entre 2003-2013. Con más de 200 carreras disputadas, el nacido en Morón fue bicampeón del Turismo Carretera en 1991 y 1992 con un Ford Falcon.

Por el lado de Diego, su mejor campaña fue con el equipo Ford YPF del TC2000 en 2006, cuando peleó el título mano a mano contra Norberto Fontana. Posteriormente, se desempeñó en la máxima categoría y obtuvo cuatro victorias en 70 carreas.

Juan Antonio, Juan Bautista y Franco de Benedictis

Juan Antonio, más conocido como “Johnny”, fue subcampeón del Turismo Carretera en 1986, 1993 y 1994 con Dodge y Ford. Y, además, quedó en la historia de la categoría por manejar autos de color verde, hecho que lo apodó El Avispón Verde.

Por su parte, sus “herederos” tiene carreras deportivas distantes. Juan Bautista se subió a lo más alto del podio cinco veces y lo integró otras nueve; y en la temporada actual se encuentra octavo. Además, fue campeón del TC Mouras 2004 y TC Pista 2005. Mientras que Franco alcanzó el tercer lugar en el Top Race Series 2017 y fue subcampeón del TC Mouras en 2012.  

Lo mas leído

Destacadas

TC2000

Ver todas

Turismo Carretera

Ver todas