Para bajar costos, suspenderán los trabajos en túnel de viento

Para bajar costos, la Fórmula 1 prohibió a los equipos la utilización del túnel de viento para desarrollar los nuevos autos de 2022.

La pandemia ha cambiado todo. La máxima categoría del automovilismo no es la excepción y la temporada se debate en medio de la incertidumbre de saber de qué manera podría iniciar y seguir su temporada. Según la revista alemana 'Auto Motor und Sport', los equipos de Fórmula 1 tienen prohibido utilizar el túnel de viento para desarrollar los nuevos automóviles, que entrarán en vigor en 2022, hasta febrero de 2021. La medida tiene como objetivo contener los costos y evitar equipos con mayor poder financiero anticipan el trabajo con la nueva regulación

El aplazamiento de la aplicación de las nuevas reglamentaciones deportivas y técnicas de Fórmula 1 para 2022 debido a la pandemia de Covid-19 originó que los cronogramas de los equipos cambiaran por completo. Esto se debe a que, especialmente los equipos más poderosos económicamente, ya estaban trabajando en los nuevos automóviles que entrarían en vigencia a partir del próximo año. Por lo tanto, incluso para evitar los altos costos y ventajas de los equipos más ricos, la categoría prohibirá el uso del túnel de viento en el desarrollo de los nuevos modelos, a partir de 2022, válidos hasta febrero del próximo año. La información es de la revista alemana 'Auto Motor und Sport' y la publicaron hoy medios internacionales.
 
Equipos como Ferrari, Alfa Romeo, Haas, AlphaTauri y Williams ya comenzaron el período de vacaciones de 21 días determinado por la F1, un régimen que también será seguido por los otros equipos en la grilla en las próximas semanas. Cuando se reanude el trabajo, habrá poco que hacer porque todavía no hay pronósticos acerca de cuando la categoría vuelva a encaminarse para empezar con las carreras.
Por esta razón, la FIA (Federación Internacional del Automóvil) ya había determinado la congelación del chasis actual para 2021. La medida, aprobada por unanimidad por los equipos, informa la publicación, tiende a ser la primera de una serie, ya que la perspectiva es que otras partes tienen su desarrollo congelado, como la caja de cambios, los soportes de las ruedas, las piezas de suspensión y los radiadores. La idea es que el mismo principio también se aplica a los motores.
 
Según la revista alemana, Ferrari y Mercedes no quieren una mayor restricción más allá del chasis, mientras que Red Bull tiene un posicionamiento diferente y, entre los mejores equipos, es el más preocupado por el problema precisamente por los costos.
 
Además, como una forma de contener los costos altos, F1 ya ha definido que el límite presupuestario se mantendrá para ser introducido a partir del próximo año, incluso con el cambio total de las reglas pospuesto hasta 2022. De esa manera, los equipos de la grilla tendrán un límite de gasto de US $ 175 millones. La medida se tomó principalmente para evitar una crisis importante debido a la perspectiva de una fuerte caída en los ingresos.