Para Ecclestone "el problema de Ferrari son los italianos"

El ex dueño de la Fórmula 1 habló con un medio italiano y propone que el equipo se abra a personal clave de otros países.

Siempre en la polémica. Nada que envidiarle a su rival dialéctico, Lewis Hamilton. Bernie Ecclestone, ex jefe de la Fórmula 1 y ahora dedicado a sus labores, insiste en una entrevista tras otra en que el gran problema de Ferrari es precisamente la gran cantidad de personal italiano con el que cuentan.

Si por él fuera, asegura en La Stampa, metería al único italiano que parece convencerle, Flavio Briatore, "pero ahora está más pendiente de sus empresas, aunque al menos pondría a la gente adecuada en cada sitio, tiene buenas ideas y no es político", asegura.

"Sin ofender, pero siempre he creído que el problema son los italianos: todos quieren liderar y tienen sus propias ideas", dijo Ecclestone. "No estoy diciendo que debamos despedirlos como se hace con los corruptos, pero debemos atraer a alemanes, franceses, ingleses, personas que piensan de manera diferente". Y recuerda que no querían a Jean Todt, que dirigió la Ferrari de los cinco títulos seguidos: "Lo que pasó con Jean Todt es significativo: los italianos no lo querían, les convencí para que lo ficharan y luego las cosas salieron bien".

Cabe recordar que en esa época el piloto estrella era el alemán Michael Schumacher y la ingeniería estaba a cargo del británico Ross Brawn.

El puesto del francés Todt lo ocupa ahora Mattia Binotto: "Binotto está en una posición muy incómoda. No sé si alguna vez quiso ser jefe de equipo. Es un ingeniero y siempre se ha ocupado de cuestiones técnicas. Lo que se necesita en Maranello es un buen gerente que coloque a las personas adecuadas en los sitios correctos", insiste.