Perón y el autódromo: la historia detrás de una gran obra

Hoy se cumplen 45 años del fallecimiento de Juan Domingo Perón y recordamos la historia de la inauguración del autódromo.

Según indican los historiadores, luego de que se dispute el Gran Premio de América del Sur del Turismo Carretera en 1948, que unió Buenos Aires y Caracas, varios pilotos estuvieron presentes en la Casa Rosada, entre ellos Juan Manuel Fangio y Froilán González. Allí le manifestaron su intención a Juan Domingo Perón, presidente de la República, de construir un autódromo en la Ciudad.

La obra se llevó a cabo en 14 meses y tuvo un costo de $9.769.245,22. Fue desarrollada por la empresa constructora Fernando Vannelli e Hijos y dirigida por el entonces Intendente de la Ciudad, el arquitecto Jorge Sabaté. En el diseño original, el Autódromo presentaba diez circuitos alternativos.

Se inauguró el 9 de marzo de 1952, con una competencia de Fórmula Libre, y el nombre de "17 de Octubre". Asistieron 120 mil espectadores, entre ellos Perón, su mujer Evita, funcionaron públicos, invitados internacionales y Sabaté en el palco. 

Para esa carrera estuvieron presentes Juan Manuel Fangio, Froilán González, Carlos Alberto Menditéguy, los brasileños Francisco Landi y Rubens Abrunhosa, los franceses André Simon y Robert Manzon, el uruguayo Eitel Cantoni y el italiano Nello Pegani, entre otros El clasificador final fue: Fangio, González, Landi en las tres primeras colocaciones. La competencia se denominó Copa Perón. En 1953 se corrió allí el primer Gran Premio de Argentina, la primera competencia fuera de Europa, ganado en esa ocasión por el piloto italiano Alberto Ascari

Para el diseño y trazado del Autódromo se consultó al holandés Johannes Hugenholtz, creador del circuito más moderno en aquella época: Zandvoort, ubicado a 15 km de Ámsterdam.