Peugeot 205 T16 el pequeño dominante

El Peugeot 205 T16 fue uno de los mejores autos del Grupo B de Rally y hasta nuestro Lole Reutemann se dio el gusto de correr con él

Cuando el Peugeot 205 T16 llegó al Mundial de Rally a mediados de la temporada 1984 se convirtió inmediatamente en el auto a batir del recordado y desaparecido Grupo B.
 
El producto francés lograba su primera victoria dos carreras después de su debut en el Tour de Córcega de 1984.
 
Peugeot 205
 
Desde ese primer tiunfo ganaba una de cada dos pruebas que disputaba.
 
Para homologar el 205 T16 la marca construyó una versión de serie bajo el mismo nombre aunque el parecido de este, con el 205 convencional era mínimo.
 
El T16 fue construido sobre con un chasis tubular, tracción en las cuatro ruedas y un motor situado en la parte central trasera, que alcanzaba hasta los 550 hp.
 
Estéticamente también era muy diferente, con un generoso alerón trasero, faldones y grandabarros  propios de los vehículos de rally de la época.
 
Peugeot 205 T16
 
Peugeot desarrolló dos versiones, una primera denominada Peugeot 205 Turbo 16 y una evolución que surgió en 1985 llamada Peugeot 205 Turbo 16 Evo 2.
 
Con Ari Vatanen y Juha Kankkunen al volante, y con un Jefe de Equipo con el talento y la experiencia de Jean Todt, hoy Presidente de la FIA, Peugeot con su exitoso 205 T16 fueron la verdadera superpotencia en el WRC a mediados de los años 80.
 
Las 16 victorias logradas más los dos títulos de marcas y los dos campeonatos de pilotos entre 1985 y 1986 con Timo Salonen y Juha Kankkunen, avalan el éxito indiscutiso de este auto.
 
Vatanen
 
Así quedó el Peugeot de Ari Vatanen en el Rally de Argentina de 1985///
 
Pero como la mayoría de los autos que componían aque tremendo Grupo B del Rally Mundial, Peugeot tuvo su momento rámatico con aquel acidente de Ari Vatanen con el  205 T16 en el Rally de Argentina de 1985.
 
Peugeot 205 Lole
 
El argentino Carlos Alberto Reutemann se dio el gusto de correr con este pura sangre en el Rally de Argentina de 1985, a tres años de su retiro de la Fórmula 1.
 
Era la época del Grupo B en el Mundial de Rally y Reutemann compartió equipo con los finlandeses Timo Salonen y Ari Vatanen, ambos también con 205 T16.
 
El navegante del Lole era el francés Jean Fauchille, que le cantaba la hoja de ruta en inglés y francés.
 
De pronto, el equipo Peugeot se concentró en salvar la vida de su piloto estrella, Ari Vatanen luego del tremendo accidente,  y  Reutemann pasaba a ser el ladero indispensable para que la escuadra francesa no perdiera puntos en la carrera. Salonen logró la victoria y el santafecino aportó lo suyo, llegando en trecer lugar con el auto intacto.
 
Sin dudas un auto histórico del Rally Mundial que dejó su huella y que se convirtió en el auto dominante del desaparecido Grupo B.