Peugeot reveló los detalles técnicos de su LMH

La marca del León volverá al WEC en el 2022 y acaba de mostrar las características del desarrollo del tren motriz de su hypercar.

Peugeot reveló los detalles técnicos de su Le Mans Hypercar (LMH) con el que regresará al WEC (Mundial de Resistencia) en 2022, que contará con un motor naftero V6 biturbo de 2.6 litros combinado con un motor eléctrico de 200 kW y tracción integral.

El sistema “HYBRID4” es desarrollado conjuntamente por Peugeot Sport y su socio técnico en el programa LMH, Total, y su subsidiaria Saft, que suministrará la batería de 900 voltios.

El León pasará de los V12 y V8 de su etapa anterior con los 908 LMP1 no híbridos, para incorporar los V6 con los hypercar. Este impulsor de combustión interna, que pesará 165 kg, irá posicionado en la parte trasera del vehículo para entregarle al tren posterior una potencia máxima de 500 kW (670 HP). Además, estará vinculado a una caja de cambios secuencial de siete velocidades con cambios controlados por levas conectadas electrónicamente en el volante.

“Al principio pensamos en un solo turbo, pero eso nos habría impedido alcanzar el objetivo del centro de gravedad de nuestro motor. Un bloque V6 biturbo ofrece la mejor compensación entre tecnología, peso, empaque de los accesorios del motor, confiabilidad y desempeño", dijo el director del sistema de propulsión del programa WEC de Peugeot Sport, Francois Coudrain.

"La experiencia de PSA Motorsport en el WRC y la Fórmula E contribuirá al desarrollo del software empleado para gestionar los sistemas informáticos y de energía (recuperación de energía de frenado, potencia en aceleración, sistema anti-lag, consumo reducido de combustible)", aseguró Coudrain. Y además, apunta que el motor eléctrico de 200 kW del automóvil LMH se beneficia "de la experiencia del equipo en el desarrollo de motores eléctricos y sistemas de gestión para automóviles de producción".

Su potencia de 200 kW es la máxima permitida por la normativa técnica de la LMH. Las reglas establecen que los motores eléctricos solo se pueden activar una vez que el auto alcance los 120 km/h con neumáticos lisos y en un punto entre 140 y 160 km/h con neumáticos para clima húmedo, o bien a menos de 120 km/h cuando el automóvil está de camino a boxes. “La unidad de generador de motor [MGU] estará equipada con una transmisión de una velocidad liviana y de alta eficiencia y un inversor de última generación para transferir energía de la batería al motor”, señaló Coudrain.

El sistema híbrido se completa con una batería de 900 voltios desarrollada por la filial de TOTAL Saft Groupe S.A., que se producirá en un nuevo taller ubicado en las instalaciones de Peugeot Sport en Versailles-Satory, en Francia. Desde Peugeot detallan que la batería se cargará antes de la carrera mediante un enchufe conectado a la red, antes de emplear el frenado regenerativo durante el uso, y estará ubicada en una carcasa de carbono situada detrás del piloto y debajo del tanque de combustible dentro del monocasco.

El motor V6 de Peugeot tendrá en cuenta la activación de la MGU ajustando su salida para que el automóvil no exceda el límite de potencia de 500 kW de la categoría LMH, mientras funciona a toda velocidad. Al tener un tope de 300 kW (403 HP) durante el funcionamiento de la MGU, el motor está diseñado para tomar el control y volver a su entrega más grande de 500 kW cuando la batería ya no esté cargada. El automóvil funcionará con tracción en las cuatro ruedas cuando el motor eléctrico que impulsa las ruedas delanteras esté en uso y volverá a la tracción trasera cuando la energía eléctrica esté desactivada.

Con estos detalles, Peugeot se anticipa incluso a Toyota, que presentará su hypercar el próximo 11 de enero y que aun no reveló los detalles de su tren híbrido, a pesar de ya haber acumulado varios kilómetros de ensayos en pista y simulador de cara a su debut oficial en 2021, en lo que significará la era post TS050 Hybrid.