¿Por qué Joe Biden no podrá manejar su Corvette convertible?

El presidente electo de Estados Unidos, amante de los autos y la velocidad, no podrá manejar en su fabuloso Corvette C2 Stingray convertible de 1967.

 
Joe Biden es el hombre del momento al convertirse en el nuevo presidente electo de los Estados Unidos. Los medios del mundo destacaron algunas particularidades del nuevo mandatario que asumirá el próximo 20 de enero, entre ellas su acercamiento a los autos. El flamante presidente electo logró una impresionante colección entre la que se destaca una exclusiva pieza: un Corvette C2 Stingray de 1967. Dado su nuevo rol, y por una normativa que rige desde 1963, Biden ya no podrá disfrutar de pasearse en su auto favorito.
 
Se trata de una medida implementada tras el asesinato de John F. Kennedy en 1963. Si bien el expresidente no estaba manejando su auto cuando recibió el disparo mortal en Dallas, como medida de seguridad los servicios secretos del país restringieron la posibilidad de manejar sus propios autos a los presidentes estadounidenses.

En su lugar dispone de agentes formados en maniobras de conducción extrema para sortear cualquier situación de peligro que se les presente.

El nuevo presidente de Estados Unidos, Joe Biden, gran amante de los autos y de la velocidad, en su garage cuenta con auténticas joyas automovilísticas y entre todos los vehículos destaca en especial un Corvette C2 Stingray de 1967. Pero, lamentablemente en lo personal, tras su elección, Biden no podrá volver a manejar su máquina favorita por las prohibiciones de seguridad.

Joe Biden y su Corvette

De esta manera, el auto favorito de Biden, deberá permanecer en el garage hasta el final de su mandato. El Corvette C2 Stingray del 67 del nuevo presidente tiene un motor L79 V8, con una potencia de 350 CV. Además, está acoplado a una transmisión manual de 4 velocidades y es capaz de acelerar a 100 km/h en solo seis segundos.

Además, el presidente electo admitió que le gusta andar rápido en su Corvette. "No debería decir esto, pero me gusta la velocidad", contó en el programa Jay Leno's Garage, en 2016, cuando se subió a su auto favorito. "Llegué a poner este Corvette a 260 km/h y eso que me dijeron que solo podía alcanzar los 152 km/h", contó en los últimos días Biden, acerca del auto que extrañará manejar por un buen tiempo.

"No debería decir esto, pero me gusta la velocidad", le comentó Biden a Jay Leno en un episodio de 2016 de Jay Leno's Garage cuando se puso al volante de su flamante y querido clásico.

"He llegado a poner este Corvette a 260 km/h y eso que me dijeron que solo podía alcanzar los 152 km/h”, admitió el ahora mandatario entre risas.