Porsche 935/78 el famoso "Moby Dick"

Porsche 935/78 de cola larga fue quizás el auto de Le Mans más bonito y escandaloso de todos.

El Porsche 935 ya era el que marcaba el ritmo en el mundial de resistencia cuando apareció el apodado  "Moby Dick", señalado por muchos como una referencia a nivel de reglamento.

Debutó en  Silverstone y rápidamente ganó las "6 horas" por una ventaja de siete vueltas con la conducción del alemán Jochen Mass y el belga Jacky Ickx.

En las "24 hs de Le Mans", donde lo corrieron  Rolf Stommelen y Manfred Schurti, se enfrentó a su prueba más difícil.
 
El motor turbo de 3.2 litros daba más de 750 HP, lo que ayudó al 935/78 a igualar los prototipos más rápidos del Grupo 6 en la recta de Mulsanne, superando los 354 km/h.
 
Porsche 935/78

Tras ser tercero en clasificación, siendo el auto más rápido del Grupo 5 en más de 15 años, el Porsche "Moby Dick" luchó en la primera parte de la carrera con los Alpine-Renault y el Porsche 936, pero no tenía ni la economía de combustible ni la confiabilidad necesaria para mantenerse adelante.

Finalmente fue octavo, sueperado por tres Porsche 935 normales, tras haber sufrido la rotura de un pistón.

A partir de entonces, algunos equipos clientes de Porsche crearon sus propias versiones.

John Fitzpatrick y David Hobbs terminaron 5° en Le Mans en 1982, mientras que el auto de IMSA con decoración de Momo fue quizás incluso mejor que la original con Martini.

La historia de este modelo icónico de la marca alemana comenzó en 1977. 

Moby Dick

Tras una primera evolución  que mejoró al ya de por sí bueno 935, en 1978 Norbert Singer, ingeniero al frente del proyecto. se ‘enteró’ de las nuevas normas para el Grupo 5 en Le Mans.

En esta nueva versión, para empezar solventaron el principal punto débil del 935/77, la junta de la cola.

Para ello renunciaron a su tradicional sistema de refrigeración por aire empleando un motor de 4 válvulas por cilindro refrigerado por agua, la primera vez en la historia de Porsche que un 911 abandonaría su refrigeración por aire.

Además, al motor del 935 le ampliaron la cilindrada hasta los 3.200 cc y le metieron, un segundo turbo.

Porsche Moby Dick

Los alemanes aprovecharon todos los recovecos que les permitía la nueva reglamentación aprobada por FISA y ACO.

El auto, ya de por sí bajo, fue bajado 10 cm y se montó la caja de cambios del revés para reducir el ángulo de la transmisión.

Además, como las reglas no decían nada del tamaño de los aditamentos aerodinámicos traseros, desarrollaron una sección de cola extremadamente larga con un generoso alerón.

El resultado era verdaderamente espectacular, claramente impactante: el 935/78 ‘Moby Dick’, un pequeño monstruo con el nombre de una ballena gigante capaz de comerse a media grilla de Le Mans.

Porsche 935 MD

Una obra maestra que decía a gritos lo bueno que era y que, estaba claro, no tendría miramientos en ganar las "24h de Le Mans". 

Tras 24 horas toda aquella artesanía alemana se quedó en la nada. La obra maestra llamada "Moby Dick" creadapara arrasar en Le Mans quedaron enterrados a 43 vueltas del primer puesto.

Moby Dick ni siquiera fue capaz de ganar el Grupo 5, una joya mecánica que quedó en la historia por su explosiva aparición y por su belleza pero no por sus resultados en la pista francesa de La Sarthe.