Porsche en Indy y un sueño que no fue realidad

Porsche tiene mucha historia en el automovilismo mundial, sobre todo en Le Mans, sin embargo intentó ganar las "500 Millas de Indianápolis" pero su sueño apenas un par de años

La marca alemana Porsche tiene un importante historial de éxitos en el automovilismo mundial.

Sus participaciones más resonantes las ha conseguido en Le Mans y también en la Fórmila 1, en este caso como motoristas.

La firma alemana con sede en Stuttgart también tuvo su historia en la Indycar.

Porsche tenía la ilusión de correr y ganar las "500 millas " de Indianápolis.

Con ese cometido se abocaron a un ambicioso proyecto, aunque los resultados no fueron los esperados.

Motor Porsche Indy

Porsche empezó a pensar en el CART a fin de la década del 70, desarrollando un chasis con un motor bóxer de 6 cilindros y 2.650 cm3 derivado de los 935 del Grupo 5, pero el reglamento técnico cambió a partir de 1980 y el proyecto no prosperó.

Tiempo después el equipo McLaren F1 decide cambiar los exitosos motores TAG-Porsche por los japoneses  Honda.

Luego del rotundo éxito conseguido en la F1, los alemanes,  tuvieron la confianza necesaria para intentar otra vez el sueño de Indianápolis.

Pusieron manos a la obra y desarrollaron  un auto integral en su factoría de Stuttgart.

Con un chasis de aluminio y materiales compuestos, equipado con un impulsor V8 de 2.6 litros y 800 hp, derivado del V6 TAG de F1, salieron al ruedo americano.

Al User Porsche Indy

El auto estuvo listo para las últimas 2 carreras de la temporada 1987 con el experimentado estadounidense Al Unser al volante, pero rápidamente quedó demostrado que el auto en cuestión era demasiado lento y poco competitivo.

Al año siguiente dejan de lado su chasis y adquieren el chasis March 88C, el mejor de aquella época, que tuvo que ser modificado para que entrara el motor Porsche.

El nuevo auto llevó el nombre oficial de Porsche 2708 y Teo Fabi fue el piloto, con experiencia en Fórmula 1 y en el CART.

Fabi

El mejor resultado de Teo con el March/Porsche fue un 4º puesto en Nazaret.

El auto tenía serios problemas de confiabilidad y no contaba con gran velócidad en las rectas.

Porsche Indy

La idea sigue firme y en 1989 contratan al británico Derek Walker como director deportivo y se utilizó un nuevo chasis March 89P.

No cambió demasiado el panorama y continuó siendo un auto poco confiable, retirándose en Indianápolis con sólo 23 giros después de haber largado en la 13º posición.

Porsche Teo Fabi

Teo Fabi obtuvo la única victoria de la marca en el CART en Mid-Ohio, además de dos segundos puestos y un tercer puesto, logrando el cuarto puesto final en el torneo.

Motivados por el buen año, en 1990,  deciden correr con dos autos, uno para Teo Fabi y el otro para John Andretti, mientras que March construyó un revolucionario chasis de fibra de carbono, más liviano y resistente que los anteriores de aluminio, pero el chasis no fue homologado por CART y USAC por no cumplir con ciertos requisitos de seguridad.

Intentaron poner en pista uotro chasis pero en las prueba no funcionó por lo cual recurrieron al viejo 89P de la temporada anterior en las primeras carreras.

Con el nuevo chasis 90P en las siguientes competencias donde solo se logró una pole position de Teo Fabi en Dever, como mejor resultado del año.

Porsche IndyCar

Luego de esta última frustración, el sueño de ganar las "500 millas" se derrumbó, de tal manera, que Porsche  abandonó definitivamente la serie americana a fines de 1990 a raíz de los malos resultados y decidieron retornar a la F1 en la temporada 1991 como motoristas del equipo Arrows/Footwork.