Posadas, un circuito marcado por el dominio local

En las últimas décadas, los pilotos misioneros han impuesto su autoridad, declarando territorio inexpugnable al circuito de la capital de la provincia.

El Norte del país, ha sido tradicionalmente cuna de grandes pilotos del motociclismo argentino. Desde Miguel “Yuyo” Silveira, amo y señor del circuito de Posadas, pasando por el piloto de Jardín de América, Marcelo Mareco, y mas acá Adrián Silveira, gran campeón argentino de Superbike, todos han dejado su impronta.

Un reducto difícil para los foráneos.

El calor del público misionero los transforma en verdaderos anfitriones en cada oportunidad que el motociclismo nacional visita la provincia. Sin embargo, dentro de la pista “se corre a cara de perro”. Los pilotos de la tierra colorada ofrecen un plus con su localía y demuestran que para vencerlos hay que dejar hasta la piel.

Un poco de Historia.

En 2007, el misionero, Marcelo Mareco, regresaba al campeonato argentino, luego de un tiempo de inactividad y sería la figura de la categoría Superbike. El piloto de Jardín de América ganaría las dos carreras disputadas durante el fin de semana. La primera final arrasando a sus rivales imponiéndose de punta a punta. La Carrera 2, tras una mala largada, fue dejando oponentes por el camino hasta sumar su segunda victoria en la 5ta. fecha de la temporada.

El referente de los últimos años.

El Team Manager del Rosamonte Racing, Adrian Silveira, forma parte de la segunda generación de una familia dedicada apasionadamente al motociclismo. Su padre y su tío, el recordado “Yuyo” Silveira, le transmitieron la pasión desde muy chico. Comenzó en “Ciclomotores” y en su primera etapa en el motociclismo grande fue protagonista de la categoría RZA Formula Nacional 125cc. (con Motos Zanella 125cc.).

Tras casi 10 años dedicados a la actividad comercial familiar, Silveira, volvió con todo para consagrarse campeón argentino de Stock Bike 600 en 2011 y luego conseguir el título más importante de su carrera profesional, como Campeón Argentino de Superbike. 

Toro en rodeo propio.

En 2014, el apostoleño Silveira, ya consolidado con el proyecto del equipo Rosamonte Racing Team, se alzó con la victoria y el campeonato de la categoría Superbike jugando de local en su circuito de casa, la fiesta fue compartida con su hermano Mariano, también campeón argentino, quien fue el vencedor en la categoría Superbike “B” para cerrar un 1-2 del equipo yerbatero.

Silveira volvió a dejar su huella dos años más tarde en dos finales épicas vs. el chaqueño Ramiro Gandola. En fecha doble, fue un round para cada uno a los "Motazos limpios", con Silveira como el heroe del fin de semana. Lo recuerda en primera persona: “En 2016, se disputó fecha doble, el viernes me quedé con la Pole, el sábado gané la primera final con autoridad y el domingo sufrí un accidente en tanques llenos, se destruyó la moto". Tuve una lesión en la mano izquierda, me infiltró una doctora amiga entonces me pude subir a una moto muleto y largué. Por suerte tuve buen ritmo hasta la mitad de carrera, no aguanté más con el dolor pero de igual manera terminé segundo, fue como un triunfo".

Ese mismo fin de semana sus pilotos, el ex-campeón argentino, Fernando "Chake" Cidade y su compañero Sebastián "Pipo" Giordano celebrarían desde el podio, extendiendo el dominio local en el escenario posadeño. 

Este fin de semana 7 y 8 de septiembre se llevará a cabo el Gran Premio Rosamonte desde el circuito de Posadas. Misiones. 

 Fotos: Motoclik.