Ribodino: “Creo que en marzo voy a poder volver a subirme a la moto”

El cordobés se recupera luego de ser operado de su hombro derecho

Luciano Ribodino arrancó el 2020 con un objetivo claro: recuperarse de la lesión que lo aqueja en el hombro derecho. Quien terminó tercero en el campeonato del Superbike Argentino sabe que esa dolencia no dejó sin chances para San Nicolás. Pero más allá de eso, el cordobés no considera al 2019 como una mala temporada.

"Creo que el balance del 2019 fue positivo. Era un equipo nuevo y más allá de que yo conocía la moto, no sabía cómo era la forma de trabajo, así que nos llevó dos carreras hermanarnos y también poner a punto la moto con la electrónica y la suspensión. Después los resultados aparecieron, el Rosamonte Racing Team me dio un arma con la que pude lograr dos victorias en el año y llegar a casi el final con posibilidades. Un error mío, una caída antes de la última fecha me dejo sin chances de pelear por el campeonato, pero el resumen es favorable por cómo se dio todo", manifestó Ribodino sobre el calendario que pasó.

En los primeros días de diciembre, el oriundo de San Francisco fue operado por el Dr. Pablo Narbona y hoy ya encara el inicio de la rehabilitación. "La recuperación del hombro es bastante lenta, aunque hace unos días ya arranqué con la rehabilitación para empezar a tener movilidad. El 15 de enero tengo que volver al médico y ahí él verá si me puede autorizar para hacer ejercicios de fuerza y fortalecer los músculos de la zona. Creo que en todo lo que resta de enero y en febrero voy a estar en rehabilitación, para en marzo poder subirme a la moto", indicó en torno a los plazos que le pone su salud.

Sin embargo, el piloto del equipo que comanda Adrián Silveira intentará estar arriba de la Kawasaki lo antes que pueda. "Yo siento que evolucionó bien de la operación, pero que cicatricen los arpones que pusieron lleva mucho tiempo. Tal vez en las primeras fechas no voy a estar al 100% en lo físico, pero creo que voy a llegar, porque cuanto antes me pueda subir a la moto lo voy a hacer para estar lo mejor posible", manifestó.

A pesar de que el foco está en la recuperación, el piloto de 25 años se pone como norte ir por la corona en 2020. "Creo que todos tenemos el mismo objetivo a principio de año que es lograr el campeonato. En 2019 no tenía esta meta cuando arrancó el certamen, pero se pudo llegar a plantear sobre la mitad de la temporada. En 2020 podemos comenzar con esa idea de entrada", puntualizó.

Siguiendo con la línea de ser protagonistas, Ribodino y Silveira saben que hay que tener una herramienta a la altura de las circunstancia, así que están evaluando la posibilidad de saltar a una moto 2019. "Ya a fin de año teníamos la idea de cambiar la moto porque es 2017 y la 2019 trae algunas mejoras. Estamos enfocados en poder tener una nueva, aunque todavía no hay nada concreto. El equipo está tratando de seguir con Kawasaki, ya que está buscando contar con algún apoyo por parte de la marca", comentó.

Por último, el sanfrancisqueño se coronó en el Campeonato Gaúcho de Motovelocidad el año pasado y junto a la escudería con la que se consagró tienen la intención de desembarcar en el Superbike Brasil. "Junto con el equipo Spoiler tenemos la idea de ir al Superbike Brasil, que es un campeonato se corre gran parte en Sao Paulo y que tiene un poco más de nivel. De seguro también hagamos el Gaúcho", cerró.