Ricardo Juncos, su historia de superación y la “extraña” Indy 500

Vale la pena escuchar al argentino Juncos. Cómo superó dificultades para triunfar en EE.UU. Su análisis de la Indy 500. Mirá el video de Carburando en Casa

Siempre vale la pena escuchar a Ricardo Juncos. Por su historia de superación, su traslado a los Estados Unidos hace dos décadas. Cómo construyó su formidable equipo de competición desde la nada misma. El valor del esfuerzo, de la dedicación y de seguir intentando pese a los golpes, en un lugar ajeno a sus raíces.

Juncos pasó por el programa Carburando en Casa. No hay éxito sin sacrificio. Y comentó sus diversos pasos a medida que avanzaba en un lugar que miraba como inalcanzable: “Yo veía a personalidades como Roger Penske y Bobby Rahal y ahora me siento en las reuniones de las categorías al lado de ellos. Y pienso que yo soy el mismo que antes lo veía desde tan lejos”, afirmó en la entrevista.

 

Vale la pena escucharlo detenidamente, más allá del automovilismo. “Nunca me imaginé como argentino haber hecho lo que hicimos”. Más en estos tiempos, que tanta gente enfrenta muchas dificultades. Para entender que pese a las caídas, siempre hay que levantarse y continuar hacia los objetivos planteados.

Este último fin de semana se disputaron las 500 Millas de Indianápolis, una de las tres competencias más importantes del planeta. Sin público, obviamente. Pero también con curiosidades en el óvalo.

“Estar todos los días escuchando el ruido de Indianápolis, ya que estamos tan cerca, es una sensación especial, extraña, sin participar este año, a diferencia de los últimos tres, y con la ausencia del público hicieron que estas 500 Millas fueran muy diferentes. Muy raro. Sabíamos que no íbamos a estar, porque todo cambió mucho en Indy Car, cambió el dueño de la categoría, se cayeron los prize money, entraron los aeroscreen… Lo extrañamos, uno se enamora de esta carrera. Quedará en los recuerdos esas experiencias”.

Juncos destacó la trascendencia que tiene la competencia: “Para Indiana es muy importante, tradicional, con un evento mundial. Acá se vive intensamente. Cuando se corre en mayo, tenemos la opción de armar el garaje desde el 1° de abril. Mucha gente haciendo camping durante casi dos meses. Todo ese movimiento es fabuloso. Pero este año no se dio. El día de la carrera no había gente ni siquiera en las calles, las tribunas vacías. Yo era de la idea de cancelarla, pero hay compromisos y contratos que hay que cumplir. Es un momento muy particular. Roger Penske agarró las riendas de la categoría”.

¿Cuál fue el elemento que modificó el comportamiento de los autos? “El aeroscreen tiene el 10% del valor del auto. Genera un vacío que aumenta tanto la superficie, que permite la succión en la recta, pero produce mucha diferencia de velocidad y eso es peligroso. Hay que analizar que cuando el auto marcha solo parece que se mueve de golpe, como con golpes de turbulencia. Aerodinámicamente es contraprudecente. El auto es más lento y por eso incrementaron la potencia en los motores. Y en esa modificación hubo una ventaja de Honda respecto de Chevrolet”, afirmó.

“El aeroscreen debe pesar unos 28 o 30 kilos. Y al estar ubicado en la parte superior del vehículo produce un movimiento diferente. Esa masa doblando exigía más a las suspensiones. Quizás en algunos de los accidentes que vimos se haya producido una rotura en la suspensión previa, no lo sé”, agregó Juncos.

El argentino, dueño de equipo que pasó por la Indy Car, IMSA, Indy Lights, Mazda, entre otros, destacó: “Por suerte Spencer Pigot salió por sus propios medios. Me pregunto que hubiera sucedido si había que rescatar al piloto con el aeroscreen colocado. Hasta se ve que se complican los autos saliendo de los pits. Se me viene el accidente de Zanardi a la mente”.