Robert Wickens, el "hombre que  volvió de la muerte" , regresó a las pistas

Robert Wickens volvió a manejar este martes un auto de carreras luego de casi tres años, del grave accidente sufrido en Pocono, donde salvó su vida de milagro

La historia de Robert Wickens dio otro paso trascendental este martes, al volver a subirse a un auto de carreras.

Luego de 989 días del accidente que sufrió en IndyCar en Pocono, el canadiense participó en un día de ensayos privados, como invitación del equipo Bryan Herta Autosport, de la categoría IMSA Pilot Challenge (la telonera del Campeonato WeatherTech) en el circuito de Mid-Ohio.

Wickens

Wickens, “Novato del Año” de la IndyCar y de las “500 Millas de Indianápolis” en 2018, condujo un Hyundai Veloster N TCR con adaptaciones para poder controlarlo desde el volante, en una ocasión muy especial, ya que fue en el sitio en el que, tres semanas antes de su accidente, había logrado un podio.

“Ha sido muy divertido. No puedo dejar de agradecer a Bryan Herta Autosport, Hyundai y a Michael Johnson. No todos los días te prestan un auto de carreras para salir, es un deseo cumplido. Hubo muchas emociones cuando pude bajar el visor para salir a la pista otra vez. La expectativa de la semana rumbo a esto no generó muchos nervios, sino emoción y anticipación. Cuando me puse el uniforme, las piezas de los oídos, la balaclava y el casco, abrió esa ventana y fue como si fuera algo normal”, comentó un emocionado Robert.

Robert Wickens accidente

En agosto de 2018, Robert Wickens, sufrió fracturas en las piernas, fractura del brazo derecho, una lesión en la columna vertebral y una contusión pulmonar como consecuencia del accidente en Pocono.

El piloto del equipo  Schmidt Peterson Motorsports.Honda chocó con Ryan Hunter Reay  y fue lanzado por los aires tras impactar la parte trasera de la máquina del Autosport de Andretti.

El auto de Wickens impactó con la barrera y se desvió a lo largo de la misma, antes de regresar a la pista y dar varios giros de 360 grados.