Rolls-Royce Boat: así es el auto nuevo más caro del mundo

La edición limitada del Rolls-Royce Boat tiene un precio que llega a los 29 millones de dólares. Te lo mostramos en detalle.

El auto es una verdadera locura para quiene estamos acostumbrados al vehículo convencional, incluso con el glamour de las marcas históricas. Definitivamente, el Rolls-Royce Boat Tail es el auto "nuevo" más caro del mundo. Cuesta nada menos que unos 20 millones de libras esterlinas, es decir unos 23 millones de euros o 29 millone de dólares...

Se trata de un pedido especial realizado para tres clientes y en tres unidades. Este Boat Tail, toma por base el ya descatalogado Rolls-Royce Phantom Drophead Coupé descapotable basado a su vez en el Rolls-Royce Phantom de anterior generación.

Este vehículo impresionante, es algo más que una exclusiva mesa de picnic sobre ruedas, es también una muestra del nuevo modelo de negocio de la marca basado en la fabricación de autos únicos y a medida, los one-off, coches únicos hechos a medida y a gusto del cliente. Aunque en este caso, el Boat tail sea un “three-off”. Y es que no solamente harán automóviles únicos, en Rolls-Royce también están dispuestos a fabricar mini series limitadas.

Rolls-Royce Boat

EL SELLO DE ROLLS-ROYCE

En los inicios de su larga historia Rolls-Royce se hizo popular como carrocero, creando algunos de los modelos más lujosos, elegantes y exclusivos de una época en la que era habitual crear piezas únicas para clientes acaudalados. Esa idea de la edad de oro de los carroceros ha llegado hasta nuestros días con los distintos departamentos de personalización de las marcas, algunos responsables de espectaculares one-offs que poco o nada se parecen a sus modelos base.

El caso de Rolls-Royce es muy particular, porque a pesar de ofrecer altísimos niveles de personalización a sus clientes no ha lanzado un one-off desde el espectacular Rolls-Royce Sweptail en 2017, una pieza única en el mundo que costó a su dueño algo más de 10 millones de euros.

Rolls-Royce Boat

Sin embargo la proliferación de one-offs dentro de la firma de lujo británica va a crecer mucho más a partir de ahora, porque Rolls-Royce ha anunciado el regreso de un departamento de carroceros para realizar encargos únicos, y el primer ejemplo de sus posibilidades es este Rolls-Royce Boat Tail, un elegante y moderno descapotable de inspiración náutica hasta el punto de que parece una lujosa lancha de 5,7 metros de eslora con ruedas.

La muestra de ello la vemos en detalles como un parabrisas envolvente, un elegante color azul metalizado claro acompañado de otro más oscuro para la zona del capot y la cabina acompañado de toques de aluminio y sobre todo una parte trasera con madera de color oscuro que esconde una serie de compartimentos. Las ruedas también apuestan por esta combinación con un llamativo acabado bitono con los dos tonos de azul de la carrocería.

Rolls-Royce Boat

UNA JOYERIA EN EL INTERIOR

Lo mismo ocurre en el interior donde encontramos una tapicería de cuero azul bitono y un salpicadero que también incluye la misma madera de estilo náutico de la cubierta trasera. Además la instrumentación cuenta con una estilo de decoración Guilloché utilizado en joyería y relojería de lujo con un toque azul brillante. Para tapar la cabina hay una especia de capota de lona totalmente extraíble que no tiene pliegue electrónico, por lo que se tiene que poner y quitar de forma totalmente manual, quizás la parte menos, "lujosa" de todo este modelo.

Rolls-Royce Boat

No obstante la parte sin duda más curiosa de este one-off está, como hemos adelantado, en la parte trasera donde al abrir las dos puertas que forman la cubierta de madera oscura nos encontramos una heladera doble para guardar champagne y copas con las que montar un lujoso pic-nic. La heladera de hecho está diseñada específicamente para recibir la marca y cosecha preferida del cliente y además incluye otros compartimentos con cubiertos de plata con el emblema Boat Tail grabados así como también platos de porcelana con bordes en platino. En esta zona hay espacio incluso para guardar una sombrilla y dos sillas taburete plegables de tela, además de desplegar sobre la zaga dos pequeñas bandejas sobre las que dejar cocktail.

Rolls-Royce Boat

No hay detalles en relación a la mecánica aunque es de suponer que este Rolls-Royce Boat Tail contará al igual que sus hermanos de más gama alta dentro de la marca, con un motor V12 de 6.7 litros que llega a ofrecer hasta 600 CV en los modelos Black Badge de la casa.

Este modelo, no obstante, se desmarca y de qué manera de sus hermanos de la gama habitual de Rolls. No solo con un diseño mucho más moderno y con cierta inspiración en las más lujosas lanchas, sino sobre todo en cuanto a su precio y el tiempo que ha costado terminarlo, porque en total este proyecto ha necesitado de cuatro años de trabajo de desarrollo, aunque sin duda lo más vertiginoso es lo primero.

Al final, la factura total convierte al Boat Tail en el auto nuevo más caro del mundo. Y es que 20 millones de libras es el doble de lo que costó en su día el Rolls-Royce Sweptail, un one-off, y el doble de lo que se habría pagado por el Bugatti La Voiture Noire.

Rolls-Royce Boat

En el tema naútico, Rolls-Royce ha utilizado madera con una veta lineal e incrustaciones de acero inoxidable cepillado para imitar la cubierta de un yate, mientras que la capota, con su parte trasera con arcos, recuerda a la capota de algunos barcos de recreo.

Si a esto le agregamos la tapicería con los cueros más caros del mundo, los detalles pintados a mano y, cómo no, uno relojes Bovet 1822 a juego, y una serie de opciones interminable y personalizada que ni juntando todas las opciones de Ferrari y Porsche llegaríamos al mismo nivel de lujo, terminamos con el automóvil más exclusivo del mundo.