Rossi-Canapino: todo por definir en una sola carrera

Matías Rossi tiene una ventaja importante, pero deberá estar muy atento con la contundencia que demostró Agustín Canapino.

El campeonato del Súper TC2000 pudo definirse el domingo, si Agustín Canapino salía tercero o más atrás en la carrera Final. La diferencia que tenía (y tiene a su favor) Matías Rossi no daba lugar a muchas especulaciones. Tras el resultado del sábado en el que Canapino no pudo ganar la Clasificatoria y debió conformarse con el tercer lugar, las cartas para el domingo para el de Chevrolet eran dos: ganar o ser escolta (pero que no gane Rossi).
 
Durante todo el fin de semana Matías Rossi tuvo un auto que le permitió correr en un muy buen nivel, pero con menos contundencia de la que le vimos en fechas anteriores. Canapino, que debió trabajar con la ausencia de Alberto, su padre y Director del equipo Chevrolet, afectado con Covid-19, hizo lo que pudo para avanzar y salió a ganar una carrera que sería decisiva para estirar la definición. Y ganó con el sello propio, sin dejar dudas.
 
Pudo haber sido mejor el resultado de la fecha, si el sábado su compañero Bernardo Llaver cedía su puesto, situación nada fácil porque en medio de los dos Chevrolet aparecía Leonel Pernía que transita un momento del campeonato muy afilado, pero con poca fortuna. La acción del mendocino generó el desconcierto en el equipo. Luego, en la Final las cosas fueron diferentes.
 
El gasto de la carrera y de estirar la definición lo tuvo que hacer Canapino desde el primer metro de la Final. Tuvo que ser cuidadoso y a su vez estar rápido en la punta y rezar para que no se caiga nada y que no traicionen las gomas. Mientras, en otra frecuencia, Rossi corrió sabiendo de su ventaja y de su generoso colchón de puntos. Esperó el desarrollo de la carrera y transitó en el pelotón detrás de la punta con un gran avance desde el puesto 11 de largada al 5to final. El de Toyota se quejó por una mala largada pero el mensaje era claro, el momento de Rossi quedó para más adelante y será seguramente en la fecha Final cuando defina el campeonato. En el 8 de Buenos Aires el que tenía el peso, la presión y la obligación era Canapino y por eso el de Arrecifes corrió como a él le gusta, al límite. 
Facundo Ardusso mejoró muchísimo su nivel en la Final y pareció que en un par de vueltas podría incomodar al líder. Sin embargo el ataque se diluyó y Canapino ganó con un poco menos de presión.
 
Quedó todo por definir en una sola carrera. Los números colocan como favorito a Rossi por su ventaja de 27 puntos con 33 en disputa. El piloto de Toyota puede consagrarse el mismo sábado si hace la Pole y Canapino no suma puntos (debería salir 4to o más).
 
Y en la carrera todo puede pasar. Tratándose de dos pilotos con mucha experiencia en este tipo de definiciones serán de fundamental importancia los resultados del sábado porque ellos definirán los puntos para encarar la carrera y la grilla de largada de esa misma carrera. Dicho sea de paso, anuncian lluvias para el fin de semana...
 
Para Canapino será un nuevo fin de semana con extrema urgencia. Tratar de recuperar en una Final el terreno perdido y buscar el segundo campeonato en la categoría. Ya demostró que lo puede hacer con lo que demostró en la pista el fin de semana que pasó.
 
Para Rossi, el convencimiento de que para cerrar una gran temporada para la marca hay que terminar campeón. Y para ello deberá correr en modo más explosivo de lo que se vio en el circuito 8, porque si hay un rival incómodo para una definición, ése es Canapino corriendo de atrás con el nivel que está demostrando que tiene.