Se pegó, el auto quedó colgado, lo repararon y ganó

Julián Martínez fue protagonista de una increíble historia este fin de semana en la fecha del TC2000 del Atlántico en Balcarce.

La octava fecha del TC2000 del Atlántico que se corrió este fin de semana en el Autódromo Juan Manuel Fangio de Balcarce, dejó una historia digna de ser destacada.

Julián Martínez, piloto de 20 años oriundo de Mar del Plata, sufrió un accidente con su Ford Escort XR3 durante la primera competencia del domingo. Al llegar al frenaje de la curva de la olla, se quedó sin frenos y no pudo evitar un fuerte golpe contra el guardrail y los muñecos de neumáticos.

"Era la primera final del domingo. Yo venía segundo y me quedé sin frenos llegando a la olla. Fue todo muy rápido. Venía pegado al primero, me abro un poco y cuando piso el pedal de freno se me va a fondo. Bajé de cuarta a tercera y yo quería evitar pegar de frente. Se me cruza el auto y salgo de cola para el lado de la gomas", le contó Martínez a carburando.com

Después del fuerte impacto, el auto de Julián Martínez quedó atrapado entre las gomas y el guardrail, con la trompa apuntando al suelo y la cola al cielo. Rápidamente, pudo bajarse del auto y fue asistido por los médicos, sin consecuencias físicas. "Cuando abrí los ojos estaba apuntando al piso. Salí bastante rápido del auto afortunadamente. Me desabroché y pude abrir la puerta del acompañante para salir. En seguida llegó la ambulancia, me revisaron y estaba bien así que eso me dio tranquilidad", confesó el marplatense.

Julián Martínez - accidente

Leer además: La onboard del duelo Pernía-Canapino

Luego de retirar el auto con una grúa, Martínez volvió a su box y como se encontraba bien físicamente empezó a evaluar la posibilidad de largar la segunda final, ya que se encuentra peleando el campeonato. La misión era difícil ya que había una hora y media entre las dos carreras y tenían mucho trabajo por delante.

"Llegó el auto al box y pensé que no iba a poder correr la final. Se llenó de gente que nos dio una mano para empezar a reparar. Se acomodó el chasis, se llenó de cintas las partes que estaban dañadas y finalmente llegamos a tiempo para ser de la partida de la segunda final. Yo estoy primero en el campeonato así que tenía que salir a sumar puntos", contó Julián.

La frutilla del postre, luego del gran susto por el accidente fue en la segunda final donde Martínez partió segundo y se llevó la victoria que le permite liderar el campeonato del TC2000 del Atlántico. "Largué segundo, en la segunda curva pude manotear la punta y de ahí en adelante hice toda la carrera despacio. El chasis no quedó bien por el golpe, pero pude terminar adelante. Tuve que hacer toda la carrera intentando cuidar la cuerda para conservar la punta y pude lograr una victoria inolvidable".

Luego de todo lo vivido, Julián Martínez está en Mar del Plata con algunos dolores musculares tras el golpe, pero con la alegría y la emoción de haber logrado el éxito después de todo lo vivido.. "Es una emoción muy grande. Somos todos particulares que nos dedicamos al auto de carrera como hobby. Sin el trabajo de mis mecánicos, esto no hubiera sido posible, así que estoy eternamente agradecido a ellos por todo lo que hicieron por mí", cerró emocionado Martínez, protagonista de una increíble historia en el TC2000 del Atlántico.

 

Fotos: Pasión Tuerca y Gentileza Julián Martínez